27/05/2023
11:52 PM

Políticos hondureños salpicados por el narcotráfico

El narcotráfico ha penetrado la institucionalidad de Honduras, financiando campañas electorales y sobornando a políticos.

San Pedro Sula, Honduras.

La inminente extradición de Juan Orlando Hernández, expresidente de Honduras entre 2014 y 2022, hacia Estados Unidos representa una alteración sin precedentes en la vida socio-política del país.

El exgobernante es señalado por la Corte del Distrito Sur de Nueva York por tres delitos conexos al narcotráfico. Estados Unidos investiga a Hernández desde 2004, según informes de sus entidades fiscales, y lo señala de liderar sendas actividades delictivas incluso mientras dirigía la Presidencia.

Sin embargo, la petición de extradición que pende sobre Hernández no recayó en el país como una sorpresa, puesto que el exgobernante fue incluido en la Lista Engel del Departamento de Estado de Estados Unidos desde julio de 2021, aunque fue revelada hasta que entregó el cargo como presidente en enero de 2022.

La historia del narcotráfico en Honduras se remite incluso antes de 1980, cuando, entre otros capos, Ramón Matta Ballesteros se encumbraba como uno de los más prolíficos narcos de la región latinoamericana y servía como el nexo entre los acuerdos entre capos colombianos y mexicanos.

Así, ese despliegue histórico recaló hasta que Honduras se convirtiera en un territorio de paso de droga permanente a principios del nuevo siglo.

Las selvas y montañas de la región de la Mosquitia y Colón se convirtieron en una “pista” de enormes dimensiones para avionetas cargadas de droga que paraban a cargar combustible. En los últimos años, esas “narcoavionetas” ahora cargaban en Honduras la droga, producida en las más remotas zonas del país. También son descargadas para ser trasladadas en otras aeronaves o vía terrestre hasta la región fronteriza con Guatemala, en su vía hacia México y Estados Unidos.

El narcotráfico penetró la clase política y alcanzó a tomar posesiones de alcaldías, a imponer diputaciones e incluso a patrocinar candidaturas presidenciales, en contubernio con carteles extranjeros que han tenido intereses en el país a raíz de la droga y su paso hacia Estados Unidos.

Es el nombre de Juan Orlando Hernández el más emblemático, por tratarse de un presidente, sin embargo, otros actores, con distinta influencia, cayeron acusados por esos vínculos y han sido condenados en cortes estadounidenses a pagar severas penas.

FREDY NÁJERA

El exdiputado del Partido Liberal por Olancho se entregó a la justicia de Honduras en marzo de 2018. Espera una sentencia en Estados Unidos.

La Fiscalía ha recomendado al juez Gardephe imponerle al excongresista Fredy Nájera una condena de cadena perpetua. Por su parte, los abogados de Nájera propusieron un castigo de 40 años de prisión por tráfico de drogas.

Fredy Nájera es acusado por Estados Unidos de tres cargos: (1) conspirar para traficar droga, (2) uso y portación de ametralladoras y artefactos destructivos para la importación de cocaína y (3) y conspiración para usar y portar ametralladoras y artefactos destructivos durante la conspiración para importar cocaína.

Estados Unidos acusa a Nájera de utilizar su influencia en el Congreso Nacional para facilitar el trasiego de drogas hacia Estados Unidos. También señalan que tuvo nexos con el mexicano Cartel de Sinaloa.

MARIO JOSÉ CÁLIX

Desde septiembre de 2019 pende una solicitud de extradición contra Mario José Cálix, ex vicealcalde nacionalista de Gracias, cabecera departamental de Lempira y, según Estados Unidos, vinculado a Juan Antonio “Tony” Hernández, condenado por narcotráfico en Estados Unidos.

Cálix permanece prófugo de la justicia desde entonces. Autoridades hondureños no ha logrado precisar su ubicación y especialistas coinciden en que podría haber salido del país.

Cálix Hernández fue vicealcalde de Gracias, Lempiras, entre 2014 y 2018, por el Partido Nacional. El documento no brinda mayores detalles en la relación entre el exfuncionario municipal y Tony Hernández, pero en los cargos se hace énfasis que participó en reuniones para planificar el envío de droga con policías, al igual que el exdiputado nacionalista.

ALEXANDER ARDÓN

El exalcalde nacionalista de El Paraíso, Copán, fue extraditado hacia Estados Unidos por acusaciones de tráfico de drogas. El municipio alcanzó enorme cobertura porque fue sitiado por el edil y se convirtió en una especie de “fuerte” al que solo ingresaban civiles autorizados.

Ardón fue socio del Cartel Valle Valle, también en el mismo municipio, y fue un cercano conspirador junto a Juan Antonio “Tony” Hernández en actividades de narcotráfico, utilizando sus influencias regionales y nacionales, según autoridades estadounidenses.

Alexander “Chande” Ardón se entregó a la justicia estadounidense en la ciudad de Guatemala. Fue en marzo de 2019, cuando “AA” se declaró culpable de ser el líder de una banda de narcotraficantes, de realizar actividades relacionadas con el tráfico de drogas hacia Estados Unidos, homicidio, lavado de dinero y asociación con otras bandas del crimen organizado, así como de utilizar armas automáticas para la comisión de delitos.

JUAN ANTONIO “TONY” HERNÁNDEZ

El exdiputado hondureño Juan Antonio ‘Tony’ Hernández fue sentenciado a cadena perpetua más 30 años de prisión por un juez federal de Nueva York, Estados Unidos.

El juez Kevin Castel también ordenó la confiscación de bienes por un valor de 138.5 millones de dólares.

El hermano del expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández, fue declarado culpable en octubre de 2019 de conspirar para el tráfico de toneladas de cocaína, posesión de armas y de dispositivos destructivos, y dar falso testimonio.

‘Juan Antonio Hernández, esta Corte lo condena a prisión de por vida en el cargo 1 y 3 y 30 años más’, explicó Castel.

JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia decidieron ratificar la extradición hacia Estados Unidos del expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández Alvarado, señalado por cargos de narcotráfico en ese país.

Ahora se está a la espera de las coordinaciones entre el Gobierno de Estados Unidos, la Cancillería de Honduras y la Secretaría de Seguridad para definir la fecha en que el exmandatario será enviado hacia ese país para responder en juicio por los cargos que se le imputan.

Siete magistrados nacionalistas, siete liberales y un juez deliberaron el lunes en la mañana sobre el proceso de extradición contra Hernández, ratificando que la misma procedía.

”Fueron analizados todos los agravios y se declaró no a lugar el recurso interpuesto por la defensa, por lo que se ratifica el fallo dado por el juez de primera instancia”, explicó Melvin Duarte, portavoz del Poder Judicial.

Agregó que la votación a favor de la extradición “fue unánime por el cargo uno en contra del expresidente y de 13 votos a favor y dos en contra por los cargos dos y tres”.

”En las próximas horas se entregará toda la documentación al juez natural de primera instancia designado para que se inicien las coordinaciones previas a la extradición. Tras la determinación que ha tomado el máximo tribunal ya no cabe otro recurso”, explicó. Duarte.

ARNALDO URBINA

El exalcalde de Yoro, cabecera departamental, fue solicitado en extradición por Estados Unidos por presuntos vínculos con el narcotráfico.

Fue declarado culpable por lavado de activos el 28 de febrero de 2017, en la misma causa, fueron absueltos sus hermanos Miguel Ángel Urbina Soto y Mario Roberto Urbina Soto.