20/06/2024
07:56 PM

Tres cargos de peso: Las acusaciones de EEUU contra Juan Orlando Hernández

Contra JOH penden acusaciones que podrían, si es hallado culpable, dejarlo preso de por vida

San Pedro Sula, Honduras.

Juan Orlando Hernández enfrentará uno de los casos judiciales más magnánimos en la historia de Honduras.

El expresidente hondureño, que gobernó entre 2014 y 2018, es acusado de tres cargos relacionados al narcotráfico por la Corte del Distrito Sur de Nueva York. Allí, decenas de hondureños acusados por delitos similares, incluido su hermano, Juan Antonio, han tenido en la Fiscalía y jueces a sus verdugos, siendo condenados incluso a cadenas perpetuas.

CARGOS IMPUTADOS CONTRA JOH

Cargo I detallado: conspiración para importar sustancia controlada a los Estados Unidos desde un lugar fuera del mismo, así como fabricar y distribuir una sustancia controlada con la intención y el conocimiento que dicha sustancia sería importada ilegalmente a ese país.

De igual manera, fabricar, distribuir y poseer con la intención y distribuir una sustancia controlada a bordo de una aeronave registrada en los Estados Unidos.

Cargo II detallado: usar o portar armas de fuego, ayudar e instigar al uso y el porte y la posesión de armas de fuego, a saber: ametralladoras y dispositivos destructivos durante y en relación con, o poseer armas de fuego, incluidas las ametralladoras y los dispositivos destructivos en apoyo de la conspiración de importación de narcóticos de la que se le señala en el cargo uno de la acusación de reemplazo y ayudar e instigar a la misma.

Cargo III detallado: conspiración para usar o portar armas de fuego incluyendo ametralladoras y dispositivos destructivos, durante y en relación con, o poseer armas de fuego incluyendo ametralladoras y dispositivos destructivos, en apoyo de la conspiración de importación de narcóticos.

SEGUNDA AUDIENCIA

El equipo de abogados de Hernández Alvarado informó ayer martes sobre la llegada de la documentación que contiene pruebas de la justicia estadounidense, la cual se entregó al juez natural. Hoy, resguardado por un intenso contingente de seguridad, Hernández fue trasladado hacia el Supremo hondureño para escuchar al juez en segunda audiencia del proceso.

Los abogados que llevan la defensa del exmandatario, en caso de un resultado desfavorable, tendrán tres días hábiles después de la resolución para presentar un recurso ante el Pleno de magistrados y revertir la decisión.

Tres cargos de peso: Las acusaciones de EEUU contra Juan Orlando Hernández

De su lado, la ex primera dama y esposa de Hernández, Ana García, ha dicho que él es víctima de una venganza orquestada y que nunca ha sido narcotraficante.

Ha reiterado que su esposo es “víctima de una venganza orquestada” por parte de narcotraficantes hondureños “que fueron extraditados” (entre 2014 y 2021), de los que “en su mayoría se entregaron y negociaron allá en Estados Unidos” para lograr que les rebajaran sus penas.

“Han empezado a decir una serie de mentiras y una serie de falsedades que estoy segura no van a poder probar aquí en nuestro país, pues sus testimonios no tienen la veracidad, no tienen las pruebas ni el soporte”, dijo recientemente.

Fue el pasado 16 de febrero cuando la justicia denegó un recurso que interpuso el expresidente para dejar la cárcel y aguardar bajo arresto domiciliario el proceso de extradición a Estados Unidos.

El pasado 14 de febrero Estados Unidos pidió a Honduras la captura y extradición del exgobernante, acusado de exportar 500 toneladas de cocaína al mercado estadounidense desde 2004. Inmediatamente la vivienda fue rodeada por unos 600 policías, al día siguiente, cuando abrió la puerta de su casa fue capturado, esposado con cadenas y trasladado a Los Cobras.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, dijo anteriormente que Hernández había sido incluido el 1 de julio de 2021 en el listado de personas señaladas de corrupción o de socavar la democracia en El Salvador, Guatemala y Honduras, por lo que le suspendieron la visa. Hernández, que dejó la presidencia de Honduras el 27 de enero tras ocho años en el cargo, ha sido implicado por fiscales de Nueva York de tener lazos con el narcotráfico.

El expresidente ha rechazado los cargos y los atribuye a venganza de capos que su gobierno extraditó y que sirvieron de testigos contra su hermano Juan Antonio Hernández, quien purga una cadena perpetua en Estados Unidos. Argumentó que entre 2014 y 2021 se extraditaron 28 capos y otros 31 se entregaron a Estados Unidos, en tanto se decomisaron 41,240 kg de cocaína, entre otros logros de su lucha contra el narcotráfico.

El expresidente está acusado de tres cargos, entre ellos “conspiración para importar una sustancia controlada a los Estados Unidos”, también se le acusa de “usar o portar armas de fuego (...) ametralladoras y dispositivos destructivos”.

Un tercer cargo es por “conspiración para usar o portar armas de fuego (...) en apoyo a la conspiración de importación de narcóticos” a Estados Unidos. El expresidente ha rechazado los cargos y los atribuye a venganza de capos que su gobierno extraditó y que sirvieron de testigos contra su hermano Juan Antonio Hernández, quien purga una cadena perpetua en Estados Unidos.

Argumentó que entre 2014 y 2021 se extraditaron 28 capos y otros 31 se entregaron a Estados Unidos, en tanto se decomisaron 41,240 kg de cocaína, entre otros logros de su lucha contra el narcotráfico.