San Pedro Sula, Honduras.

La leishmaniasis es una enfermedad vectorial transmitida por un parásito llamado lutzomyia y el vector es un mosquito conocido popularmente como como plumilla.

Entra en el organismo de las personas y comienza la aparición de úlceras que si no se tratan pueden ser peligrosas.

Lucy Aguilar, coordinadora de las redes de salud de la Región Metropolitana de Salud, dijo que en San Pedro Sula el número de afectados incrementó.

“Hace años que no teníamos un repunte en casos de leihsmaniasis y 2015 cerró con 123 afectados”.

La Región Departamental de Salud registró también 98 casos en el resto de Valle de Sula.

“Los más afectados son los habitantes de El Merendón por la humedad y también quien permanece en las zonas cafetaleras”, refirió Delia Tercero, epidemióloga.

Los tipos más comunes de leishmaniasis en Honduras son la cutánea y la visceral, que puede causar la muerte.

“En otros casos cuando las picaduras han sido en la nariz, boca u orejas y la úlcera aparece, es necesaria la cirugía plástica porque causa deformidad”, explicó Tercero.

El tratamiento consiste en una vacuna que se aplica dos veces diarias durante 20 días y está disponible en los centros de salud.