San Pedro Sula, Honduras.

Las gemelas Karla y Karen Avellano (38) cumplirán tres meses internas en el hospital Mario Rivas a pesar de haber superado el grave estado de desnutrición en el que se encontraban.

Las hermanas fueron llevadas al centro asistencial por la Fiscalía de la Mujer luego de que se corroboraran los maltratos que recibían por parte de su madre.

Julia Sánchez, relacionadora pública del hospital, dijo que la Fiscalía pide con frecuencia los reportes del estado de salud de las mujeres, pero que siguen internas porque todavía no hay un lugar para ser enviadas.

“Ellas ocupan un módulo que es para cuatro pacientes, pero por su estado mental ellas no pueden compartir y eso le resta espacio al hospital”, indicó Sánchez. Miriam Ávila, enfermera, dijo que han ganado unas 10 libras de peso y gracias a eso ya menstrúan, por lo que necesitan toallas sanitarias, ropa de cama, ropa de vestir, pañales y artículos de aseo personal. Su padre llega a verlas cada 15 días.