San Pedro Sula, Honduras.

Unos 200,000 empleos se generaron en el año 2015 con los diferentes programas gubernamentales en el país. De ese número, el 60% (120,000) corresponde a San Pedro Sula y Tegucigalpa.

Carlos Madero, ministro de Trabajo, indica que el programa presidencial Empleo y Oportunidades, lanzado por el presidente Juan Orlando Hernández esta semana, estará conectado con otros programas similares.

Las oportunidades surgirán en los proyectos de infraestructura que desarrollará este año el Gobierno y las alianzas público-privadas. Además, seguirán incentivando el emprendimiento.

“También fomentaremos el empleo en el sector textil con la elaboración de camisetas. Se va a impulsar la maquila de arneses y repuestos para vehículos, los servicios de tercerización, turismo y vivienda”, señaló.

De los 150,000 empleos que generará el programa, unos 45,000 serán para San Pedro Sula y otro número similar para Tegucigalpa debido a que son las ciudades que tienen los índices de desempleo más altos.

En el Presupuesto General de la República están previstos L4,700 millones para inversión, con lo que se abrirán espacios de trabajo.

Madero enfatizó en que cerraron el año 2015 con una tasa de desempleo de 7.3% y con una tasa de subempleo de 40%. “Eso significa que se ha estabilizado el mercado laboral”.

Asegura que en relación con el año 2014 hubo un aumento de 25,000 empleos en el país. De los 200,000 empleos generados el año pasado, el 60% se dio en San Pedro Sula y Tegucigalpa. La empresa privada generó 36,689 nuevos empleos en el país.

El empresario Luis Larach considera que la inseguridad en Honduras ha pasado a segundo plano en la lista de prioridades que debe tener el Gobierno por las alarmantes estadísticas de desempleo. “La cifras lo indican. Se tiene que seguir trabajando arduamente en seguridad, pero ya pasó a segundo plano”.

Larach pide el apoyo del Gobierno para lograr un clima amigable a la inversión. “Apenas hemos logrado llegar a 50,000 o 60,000 empleos anuales. Creo que hemos distorsionado la realidad, el mayor problema de Honduras es la falta de empleo”, señala.