Roatán, Honduras.

Solo siete agentes de Migración reciben a centenares de turistas extranjeros en el aeropuerto Juan Manuel Gálvez de Roatán.

El personal óptimo para la revisión de las llegadas es de 10 agentes y para salidas de viajeros es de seis agentes migratorios, por lo que existe un déficit de nueve personas.

Ante esta situación, empresarios de Roatán, en muchas ocasiones han tenido que traer el personal faltante por su cuenta.

Asimismo, hay voluntarios extranjeros que colaboran con Migración para agilizar el proceso.

Marco Webster, inspector de Migración en el aeropuerto, manifestó que para acelerar el proceso de revisión se optó por llenar boletas manuales y dejar a un lado el sistema electrónico.

Aseguró que en las próximos días contratarán a los inspectores que faltan. El nuevo personal será de la isla, siendo uno de los requisitos hablar inglés.