28/06/2022
01:04 AM

Más noticias

Ómicron amenaza el regreso a clases presenciales en las universidades

Epidemiólogos de la Unah realizarán un análisis sobre los efectos de la nueva variante del covid para que el Consejo de Educación Superior (CES) tome una decisión.

San Pedro Sula. El Consejo de Educación Superior (CES) definirá hasta el 14 de enero próximo la fecha en que los estudiantes de todo el sistema universitario regresarán a clases presenciales, siempre y cuando ómicron, la nueva variante del covid-19, no obligue al Gobierno a imponer medidas drásticas a la población.

Las 21 universidades públicas y privadas que están regidas por el CES tenían previsto reactivar las clases presenciales de manera gradual en enero o mayo de 2022; sin embargo, la llegada de ómicron al país frena esos planes y hasta podría postergarlos en caso de provocar una ola masiva de contagios.

Marlon Brevé, rector de la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec), le informó a Diario LA PRENSA que un equipo de epidemiólogos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) analizará el impacto de la nueva cepa y presentará el informe al CES para que tome la decisión.

Tienen previsto iniciar la modalidad presencial con estudiantes que cursan clases prácticas las cuales no pueden desarrollar de manera virtual, como las actividades agrícolas.

“El científico Marco Tulio Medina ha advertido que no es prudente abrir las universidades en enero; ómicron llega en medio de las fiestas de fin de año y hay que analizar su efecto en el país”, argumentó Brevé.

Esta semana, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que ómicron se está esparciendo a una mayor velocidad que la variante delta y amenaza, incluso, a personas vacunadas y a quienes se contagiaron con covid-19. En los últimos días, esta nueva cepa ha llevado a países de la Unión Europea a imponer ciertas limitaciones a la circulación de los ciudadanos, incluidos los inmunizados.

Hasta antes de ayer, día en que el subsecretario de Salud Roberto Cosenza anunciara que ómicron está en Honduras desde hace varios días, las universidades barajaban planes que indicaban que a más tardar a mediados de año toda la comunidad universitaria estaría nuevamente en las aulas.

Ómicron amenaza el regreso a clases presenciales en las universidades

Para el caso Unitec, que había planeado retomar sistemáticamente las clases presenciales en el primer período de 2022, continuará con la teledocencia y clases en línea en caso de que el CES postergue la apertura de los campus en todo el país.

Brevé le dijo a Diario LA PRENSA que Unitec, debido a las nuevas exigencias derivadas del covid-19, ha adquirido tecnología broadcasting para equipar a más de 50 aulas en las cuales grupos mínimos de estudiantes reciban clases presenciales y otros grupos de mayor número lo hagan de manera virtual como si estuvieran dentro del salón.

“Esa es la tendencia: lo híbrido. En Unitec tenemos tecnología broadcasting, buenos micrófonos y cámara que siguen todos los movimientos del docente para que puedan ser transmitidos a quienes reciben las clases desde sus casas. En un aula puede haber un grupo de 15, mientras 30 más pueden estar conectados desde sus casas”, explicó.

Piloto

El año pasado, con la autorización del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), menos de diez universidades comenzaron a realizar pruebas pilotos de clases semipresenciales con la intención de no afectar totalmente a los estudiantes de las áreas prácticas.

Para enero de 2022 habrá 15 en total, si las autoridades gubernamentales no toman medidas que restrinjan la circulación masiva o selectiva.

Ómicron amenaza el regreso a clases presenciales en las universidades

Entre ellas sobresale la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM). Esta ejecutó en junio de 2020 la primera fase del Plan Estratégico para el Retorno Seguro de la Comunidad Universitaria con la integración de los empleados de mayor prioridad del área administrativa, en febrero de 2021, la segunda fase (incluyó el retorno de docentes), en los últimos dos trimestres de este año, la tercera con la participación de más docentes y un número reducido de estudiantes.

“Nosotros tenemos un plan de retorno seguro. Lo hemos estado implementando por fases. Comenzamos con el retorno del personal de los departamentos administrativos, como contable y recursos humanos. En 2021 con decentes. Continuamos con la fase 3, con docentes y estudiantes. Hemos realizado pilotajes en los últimos períodos académicos para que estudiantes recibieran clases de manera semipresencial. Han participado unos 540 estudiantes en total de Tegucigalpa y de otros centros del país. Muchos de estos estudiantes lograron graduarse”, dijo Bartolomé Chinchilla, vicerrector de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán.

Si ómicron no provoca alteraciones en los planes trazados, el 20% de la población universitaria que desarrolla la actividad académica de manera práctica (en laboratorios, talleres y los de educación física) regresará en febrero a la Pedagógica y cursará las clases de manera semipresencial.

“Se espera que para el segundo período académico (del 19 de mayo al 24 de agosto) o para el tercero (del 30 de agosto al 6 de diciembre) se retorne completamente. En el primer período, del 3 de febrero al 12 de mayo vamos a tener el 20% de la población estudiantil en las instalaciones universitarias”, explicó Chinchilla.

Ómicron amenaza el regreso a clases presenciales en las universidades

“Las 21 universidades que estamos bajo la sombrilla del Consejo Superior de Educación somos muy optimistas, pero dependemos de las decisiones que tome el Consejo.

Cada una tiene un plan diferente para el retorno”, dijo Chinchilla.

Mientras Javier Mejía, vicerrector general de la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH), considera que inevitablemente “si ómicron se fortalece, el Consejo de Educación Superior tendría que tomar otras medidas, pues por el momento se ve que es una variante bastante fuerte”

“Nosotros respetamos al 100% las reglas aprobadas por el Consejo de Educación Superior y la Mesa Multisectorial. Nosotros en UTH tenemos planeado volver a clases presenciales en el primer período con estudiantes que tengan las dos vacunas y con aquellos que cursan clases con elementos prácticos, como las ingenierías textil, eléctrica e informática”, explicó Mejía, haciendo la salvedad de que esto ocurrirá “si no hay nuevas medidas”.

La UTH tiene en su agenda de 2022 reabrir, además, el consultorio jurídico que ofrece asistencia legal gratuita a hondureños de bajos ingresos económicos.

“Es algo muy importante para la universidad y hondureños: cada año, 500 estudiantes de derecho tienen que llevar 12 casos gratuitos. De esta manera, anualmente, el consultorio ayuda a unas seis mil personas con casos legales gratuitos”, puntualizó Mejía.