06/07/2022
03:51 PM

Más noticias

Desmantelan carpa de L5.5 millones que servía de triaje en Villanueva

Los pacientes sospechosos de covid-19 son atendidos en el centro de salud José Inés Rápalo.

Villanueva. La carpa móvil que le costó 5.5 millones de lempiras al Gobierno ha estado abandonada por más de dos meses, por lo que personal de Copeco hará el desmantelamiento para, según las autoridades, hacerle trabajos de mantenimiento.

Desde el principio diversos sectores cuestionaron la compra de lo que debió ser un hospital móvil, pero fue catalogada como una carpa de las que usan en otros países como clínicas improvisadas de guerra.

Al ser instalada la carpa en un campo de Villanueva ocurrieron problemas de inundación por las lluvias. Invirtiendo más fondos gubernamentales la reinstalaron en suelo más estable; sin embargo, solo servía para que pacientes con covid-19 fueran estabilizados, pero nunca dio funcionamiento de clínica.

L5.5

millones costó el triaje que no duró ni dos años de funcionamiento en Villanueva, los pacientes con covid-19 son atendidos en centros de salud.

A mediados de este año ya había dejado de funcionar porque criminales dañaron los conductos del aire acondicionado y en agosto se robaron parte de los cables eléctricos y otras piezas de las que no hay repuestos en Honduras, lo que dejó la carpa totalmente inservible y los pacientes eran atendidos en otras carpas sencillas fuera del triaje.

El millonario “triaje” comparado por hondureños con carpas de circo está abandonado, rodeado de monte y custodiado por seguridad pagada por la alcaldía.

Alex Estévez, subcomisionado regional de la Comisión Permanente de Contingencia (Copeco), manifestó que “la carpa tiene más de 20 días sin uso y se llevará a San Pedro Sula para revisarla y darle mantenimiento. Las piezas que faltan se buscarán con los proveedores y si no se hará algún tipo de adaptación a un sistema eléctrico más comercial, luego las autoridades de Salud son las que dispondrán donde se reinstalará”.

Fabián Palacios, jefe de Salud de Villanueva, dijo que recibieron información que Copeco se llevará la carpa para mantenimiento, por lo que los pacientes sospechosos de covid-19 son atendidos en el centro de salud José Inés Rápalo.

Es de recordar que tras las denuncias de la millonaria fallida compra, el Ministerio Público comenzó investigaciones.

Elvis Guzmán, portavoz del Ministerio Público, dijo que la investigación está a punto de finalizar y han encontrado irregularidades en la compra y en la instalación de dicha clínica móvil.