07/10/2022
03:31 PM

Más noticias

Nuevo Gobierno liquidará a Invest-H

Ya se nombró una comisión liquidadora para Invest-H, institución que será eliminada tras los malos resultados y especialmente por la compra de los hospitales móviles.

Tegucigalpa

Tras una decisión que se tomará en Consejo de Ministros del lunes 28 de marzo, la Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) desaparecerá en los próximos días.

A los empleados de Invest-H ya les notificaron sobre el traspaso de varios de ellos a la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep), encabezada por Mauricio Ramos.

El Gobierno pretende que Invest-H sea una institución adscrita a Insep, aunque se eliminará su nombre (el de Invest-H), y Ramos estaría a la cabeza de la nueva estructura institucional.

“Estuvo viniendo una ingeniera que era como la jefa y se nombró una comisión liquidadora. Nos dijeron que Casa Presidencial determinó que esto desaparece, es crónica de una muerte anunciada”, declaró uno de los funcionarios.

Datos

Octubre de 2014

Con el nombre de Invest-H, la institución nace en el 2014, aunque comenzó operaciones en 2005 bajo la Cuenta del Milenio, que en ese momento estableció una directiva. Es en 2014 que la institución tiene un rol adscrito al Gobierno.

Marzo de 2020

El 19 de marzo, el entonces director Marco Bográn adquirió los hospitales a la empresa HospitalesMovile.com, siendo una dependencia de Elmed Medical Systems; dos llegaron hasta el 10 de julio de 2020.

La institución tiene un aproximado de 250 empleados y en diciembre se ejecutó una partida presupuestaria de L2,333,843 solo en el pago de 59 personas.

En medio de la pandemia provocada por el covid-19, Invest-H se convirtió en una cuestionada entidad, desde donde se erogaron millonarias cantidades de dinero.

La compra de los siete hospitales móviles, el pago de millonarias cantidades por concepto de viáticos y una estadía vip son algunos de los actos que se fraguaron en la cuestionada institución, mientras era dirigida por Marco Bográn, en 2020.

Tras la salida de Bográn, quien está bajo arresto, la institución pasó a ser intervenida por tres personas, quienes tenían un salario bruto de 205 mil lempiras mensuales.

En enero de este año concluyó un juicio contra Bográn y Alex Moraes, exadministrador de la estatal, quienes esperan sentencia por la polémica compra de los hospitales móviles.

El exinterventor José Ernesto Leva consideró que “la institución podía seguir funcionando porque lo único que sí se manejó de forma pésima fueron los hospitales, sin embargo, tal vez ellos tengan una mejor opción, quizá sea más económica y más rentable”.

Uno de los problemas que tuvo Invest-H y que propicia su cierre fue la relación directa que tuvo con la política, en este caso el Gobierno, consideró Léster Ramírez, asesor legal de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

El integrante de la sociedad civil opinó que la institución “terminó capturada por la política, y eso implicó que la capacidad técnica no se reconociera, desde los altos mandos se velaron intereses políticos”.“El cierre o cambio de nombre o lo que llegue a pasar era una muerte anunciada”, finalizó.