28/02/2024
08:30 PM

Nueva red vial impulsará a la economía

La Esperanza, Intibucá, Honduras.

Después de casi una eterna espera, Dunia Nolasco Rosa abriga las esperanzas de que, en menos de un año, su Café Mar Du comenzará a recibir más clientes hondureños, salvadoreños y de otras nacionalidades que -según ella- llegarán una vez concluido el Corredor Lenca.

Nolasco Rosa es la presidenta de la Cámara de Turismo de La Esperanza y tiene alrededor de cinco años de tener el Café Mar Du, un negocio que, como todos los de la zona, registra altibajos a consecuencia de la precariedad de las carreteras de la región.

“Cuando hay malas carreteras no vienen turistas. Con estas nuevas carreteras tendremos visitantes hasta de El Salvador, ahora tenemos que prepararnos para atender a más clientes. Esto nos ayudará a crecer económicamente”, dijo.

El Gobierno, por medio de la Comisión para la Promoción de la Alianza Público Privada (Coalianza), construye el Corredor Lenca, una carretera que conectará al finalizar 2017 a Intibucá, Lempira y Copán.

Para este proyecto, el Gobierno ha calculado una inversión de $30,818,332 que se traducirá, entre otros aspectos, en ahorro de tiempo y combustible para todos los usuarios.

Foto: La Prensa



Sin estar aún concluido el corredor, un carro, a una velocidad moderada, tarda alrededor de dos horas y media de Siguatepeque a Gracias, Lempira. Ese es un tiempo récord comparado con lo que demora (más de cuatro horas) un automóvil que transita la deplorable carretera de occidente.

Las nuevas vías han despertado lo positivo entre las autoridades locales que en las décadas de 1980, 1990 y 2000 se sintieron excluidas de los planes gubernamentales.

“Esto nos traerá una avalancha de turistas, porque llegarán en menos tiempo. Creemos que en esta zona habrá más movimiento de dinero”, dijo Miguel Fajardo, alcalde de La Esperanza, Intibucá.

La construcción de nuevas carreteras ha suscitado, incluso, interés en empresarios salvadoreños del sector turístico en virtud de que la región occidental, por su cercanía, es un destino atractivo para ellos.

“El presidente Hernández está impulsando estas carreteras porque con ellas desarrollará económicamente el país y el turismo. Ya hay empresarios salvadoreños que desean tener relación con hondureños para aprovechar estas ventajas”, informó Javier Enamorado, alcalde de Gracias, Lempira.

Enamorado y toda su Corporación Municipal, el gobernador y los empresarios locales recibieron el mes pasado en Gracias a una delegación de operadoras de turismo de El Salvador que muestran intenciones de ofrecer esta ciudad colonial a sus clientes. El Gobierno, además del Lenca, desarrolla seis corredores que implican una inversión de unos $900 millones, una cantidad aproximada a las exportaciones anuales de café.

Foto: La Prensa

En el Corredor Logístico también se hacen trabajos, adonde están funcionando tres peajes instalados por la empresa Concesionaria Vial Honduras (Covi) que hace nuevas inversiones en esta vía.
Las fuentes de financiación son el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Gobierno y las alianzas público privadas.

Ana Julia García, viceministra de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep), está segura que “pronto habrá una red vial renovada”.

“Este es un año decisivo para la infraestructura del país. Creemos que estarán terminadas las carreteras a finales de 2017”, dijo. A cambio de los beneficios, los hondureños deberán pagar por el uso de algunas de estas vías.

Actualmente pagan en tres peajes en el Corredor Logístico, lo mismo sucederá en el Corredor Turístico que tendrá tres puestos de cobro. En el Corredor de Occidente habrá uno o dos.

Foto: La Prensa



Apoyo

Al igual que otros organismos, el Grupo Banco Mundial, por medio del Banco Mundial (BM) y el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (Miga), apoya parte de estos proyectos.

Giorgio Valentini, representante de Banco Mundial en Honduras, a través de un correo electrónico, informó que por medio de ese organismo “se está financiando el Proyecto de Infraestructura Rural, que incluye una parte de mejora de carreteras y cuyo objetivo es acercar las áreas rurales a mercados locales”.

“Además de este proyecto, en los últimos años implementamos un proyecto de mejora y rehabilitación de carreteras (…). Algunos de los resultados de estos dos proyectos incluyen la pavimentación de 127 kilómetros de tres carreteras principales incluidas en el tramo San Lorenzo-Olanchito-El Porvenir-Marale y la conformación de más de 50 microempresas para darle mantenimiento a la red vial del país”, explicó. Miga respalda la concesión del Corredor Turístico que conectará, con una carretera más amplia, a San Pedro Sula, La Barca, El Progreso, Tela y La Ceiba. Ha otorgado garantías (para proteger las inversiones) por una suma de $124,3 millones a dos de las entidades que financian el proyecto, a JP Morgan Chase Bank y la Corporación Interamericana para el Financiamiento de Infraestructura (Cifi).

Foto: La Prensa



A juicio de Valentini, “una buena red de carreteras es solo uno de los aspectos para mejorar el crecimiento económico de un país. Se requiere, además, (...) un buen mantenimiento, que los costos de transporte sean los adecuados y que los procedimientos para cruzar las fronteras sean expeditos”.

El Gobierno proyectó a inicios de la gestión presidencial inyectar durante los cuatro años al menos unos 8,000 millones de lempiras para rehabilitar los más de 14,000 kilómetros que forman la red de carreteras del país, pavimentadas y de tierra.