Tegucigalpa, Honduras.

La renuncia a su cargo y la disculpa pública que efectuó Marvin Ponce no fueron suficientes para que el economista Nelson Ávila desistiera de interponer una denuncia en el Ministerio Público tras ser agredido en un programa de televisión.

Con el registro 4873, Ávila llegó ayer hasta el Core 7 en horas de la tarde a denunciar a Marvin Ponce por los delitos de difamación, tentativa de homicidio y amenazas de muerte.

“Lo malo son las circunstancias en las que uno sale del servicio público, pero había que hacer las cosas. No he recibido ninguna notificación oficial de alguna denuncia, por lo que no sé qué procede. Lo que andan haciendo es un show político, solo un juez me puede pedir un escrito”, manifestó Ponce a LA PRENSA al conocer que Ávila le solicitó una disculpa por escrito y que lo emplazó.

Sobre la renuncia que presentó, Ponce reiteró que es irrevocable. “Por la amistad y confianza con el presidente Juan Orlando Hernández es que decidí renunciar. Las cosas están muy polarizadas en este momento, y por lo que pasó podrían estarlo atacando. Al final, el objetivo no soy yo, sino el Presidente”, expresó Ponce, el que confesó que a través de mensajes de texto se comunicó con el mandatario.

Agresiones

Por su parte, el precandidato presidencial por la corriente 5 de julio en el Partido Libertad y Refundación, Nelson Ávila, explicó que las agresiones de Ponce no solo fueron físicas como todo el pueblo hondureño pudo presenciarlo cuando le lanzó un vaso de vidrio.

“En todo el programa me estuvo diciendo vago, que no hacía nada por el país, que yo entregaba personas en la época de los 80, por eso le dije mercenario, y hay muchas formas de demostrárselo”, justificó Ávila.

“Lo denuncié por tres cargos y le doy la posibilidad de que se retracte por escrito, no así como lo hizo en los medios de comunicación. Él me calumnió y difamó en todo el programa”, puntualizó airado Ávila.