06/07/2022
12:36 AM

Más noticias

Misión de la Unión Europea sale de Honduras tras observar las elecciones generales

Se espera su retorno dentro de dos meses para presentar su informe final.

Tegucigalpa, Honduras.

Luego de 66 días en Honduras observando las elecciones generales 2021, la Misión de Observación de la Unión Europea dejó el país ayer viernes.

Los observadores informaron que dentro de dos meses una representación volverá a Tegucigalpa para presentar su informe final, que incluirá un conjunto de recomendaciones para futuras elecciones.

La Misión presentó el pasado 30 de noviembre la declaración preliminar con los hallazgos de su observación en Honduras acompañando las distintas fases de las elecciones generales.

La jefa de la Misión de Observación, Željana Zovko, recordó que son independientes y fueron invitados al proceso por parte del Gobierno hondureño y el Consejo Nacional Electoral (CNE), al tiempo que subrayó su satisfacción con los votantes por acudir de forma masiva a los centros establecidos para ejercer el sufragio.

La eurodiputada hizo hincapié en los principales hallazgos preliminares por parte de la Misión, siendo los siguientes: amplia presencia de votantes, altos niveles de violencia política, abuso de los recursos públicos, situaciones dispares en cuanto a los integrantes en las mesas, problemas por la nueva y vieja identidad, irrespeto al silencio electoral, rechazos de iniciativas para celebrar debates de los principales candidatos, entre otros.

Durante su presencia en el país, los observadores se reunieron con los partidos políticos, candidatos, CNE, Registro Nacional de las Personas (RNP) y organizaciones de la sociedad civil.

Delegados de la Misión conversando con autoridades del Consejo Nacional Electoral.

La Misión llegó a Honduras desde el 13 de octubre de 2021 para verificar las distintas fases de la preparación de las elecciones y el día electoral estuvo integrada por 78 observadores procedentes de los países de la Unión Europea y de Canadá.

A este grupo se unieron a finales de octubre 30 observadores de largo plazo repartidos en equipos de dos que desde entonces estuvieron trabajando en 17 de los 18 departamentos del país.

Posteriormente, la Misión fue reforzada por una delegación del Parlamento Europeo y por diplomáticos de los estados miembros acreditados en Honduras y de embajadas concurrentes.

Tras el paso de las elecciones realizaron un análisis integral del proceso electoral, basándose en una observación de largo plazo y permanecieron en el país para analizar también eventuales recursos, quejas y apelaciones.