Tegucigalpa. A casi dos años del paso de las tormentas tropicales Eta y Iota, que dejaron varias comunidades afectadas y sin acceso al servicio de agua potable, la organización Water for People dio a conocer los resultados de la reconstrucción que han hecho en los servicios de agua y saneamiento en tres municipios de la zona norte.

Henry Gudiel, director de la organización en Honduras, detalló las acciones que hicieron para recuperar los niveles de servicio en las zonas que fueron afectadas por las tormentas.

“Mejoramos 15 sistemas de agua y con esto atendimos 34 comunidades de los municipios de Chinda, Santa Bárbara; San Antonio de Cortés, en Cortés, y El Negrito, Yoro, ayudando a unos 34,470 habitantes”, dijo el director.

Los trabajos fueron enfocados en reparar las líneas de conducción y en construir obras de captación de agua. Gudiel añadió que la vulnerabilidad en la zona norte aún continúa. “Las zonas productoras de agua quedaron vulnerables, hubo bastantes deslizamientos y la calidad del agua fue especialmente afectada, ahora hay mucha turbidez que antes no había en la zona”.

El director ejecutivo de Water for People, Mark Duey, señaló que las lecciones que dejó el paso de las tormentas en el país indican que se deben tomar acciones de prevención.

“El agua y saneamiento como servicios básicos tienen un gran impacto en cada familia cuando faltan. Todos sentimos el valor que tienen cuando no hay servicios. Muchas familias en la zona norte después del paso de los huracanes están llevando agua desde las quebradas o ríos a sus viviendas. Deben hervirla o darle otro tratamiento para que haya agua en sus viviendas”.

Duey enfatizó en que hay muchas comunidades en el país que todavía no cuentan con el acceso a agua potable, por lo que es necesario poner en marcha el Plan Nacional de Agua y Saneamiento para lograr llevar el líquido a las comunidades.

Durante su visita, el director anunció que se reunirá con el gerente del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillado (Sanaa) para tratar el asunto con la posibilidad de realizar proyectos que lleven agua a las comunidades.