19/05/2024
12:00 AM

'Las megabaleadas', la sensación entre los universitarios sampedranos

Al negocio 'Licuados y baleadas Eduardo' ubicado en el interior de la Unah-VS, llegan también estudiantes de otras universidades para degustar de las megabaleadas que ofrecen en el local. Mira el video.

San Pedro Sula, Honduras.

Una locura, toda una sensación y curiosidad es la que invade a muchos universitarios y sampedranos que acuden a comprar las megabaleadas del negocio 'Licuados y baleadas Eduardo', ubicado en el interior de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula, Unah-VS.

Estudiantes no solo de la Unah-VS, sino que también de otros centros de nivel superior acuden al local a degustar de una enorme baleada que tiene un costo desde 45.00 a 60.00 lempiras. Puede pedirla de forma sencilla y especial. La sencilla le incluye frijoles, queso y mantequilla, mientras que la especial le trae huevo, aguacate y pollo, si lo desea.

LA PRENSA es el primer medio que entrevista a Dilcia Marina Cardona, propietaria del local, quien nos comparte que esta idea de la gigante baleada nació en busca de ofrecer un platillo rico, diferente e ingenioso para los estudiantes, en vista de que existe mucha competencia dentro de la Unah-vs por la gran cantidad de negocios de comida que existen.

'La idea de la megabaleada nace hace tres semanas y es una locura... vienen clientes de todas las universidades y de varias empresas. De hecho hay comentarios en Facebook de gente de los Estados Unidos que dicen que vendrán a Honduras a comer mis baleadas', dijo Dilcia Marina Cardona, propietaria de Licuados y baleadas Eduardo.

Cardona argumenta que su negocio lo promociona en Facebook con el nombre de Licuados y baleadas Eduardo y que hasta el momento tiene casi el medio millón de seguidores quienes suben a la red las fotografías de la gigante baleada presumiendo que son capaces de comérsela toda, pero eso sí, que no comerán en los siguientes dos tiempos de comida.

'Cada tortilla tiene como dos libras y media de harina que equivale a nueve pelotas grandes de harina', dijo Cardona.

En el negocio laboran cinco personas, todos familia. El horario de atención es de 6:00 am a 8:30 pm de lunes a viernes. ¿Serías capaz de comerte una de estas enormes baleadas? Mira el video y fotogalería.

Las baleadas de Dilcia Marina Cardona son la sensación entre los universitarios sampedranos. Fotos y video Amílcar Izaguirre.

La megabaleada sencilla.