26/05/2024
04:32 PM

Una afección en la piel le cambió el rumbo de su vida a ‘Chikirín’ García

De niño se colaba en el estadio ayudando a cargar un canasto de yuca a la madre de Yearwood.

San Pedro Sula, Honduras.

Una rara enfermedad que le apareció en la piel recién egresado como ingeniero forestal cambió el rumbo profesional de Marco Aurelio García, pues los médicos le prescribieron que no tenía que trabajar bajo el sol.

“Cero trabajo en el día, solo en la noche”, le pidieron los facultativos al joven luego de diagnosticarlo con fotodermatosis, una afección que provoca, por lo general, erupciones en la piel por la exposición al sol.

La opción que le pareció más acertada para dejar su profesión de campo fue montar su propio negocio de comida mexicana, para lo cual tuvo que recibir cursos elementales de gastronomía en México. Fue tal la pasión que le puso a su nuevo trabajo que una casa distribuidora de equipos de cocina lo seleccionó como uno de los mejores chefs amateurs de Honduras.

Mantiene una estrecha relación con estrellas del fútbol, entrenadores y directores técnicos.
Ser un chef reconocido es solo una de las muchas facetas de este sampedrano, quien además se ha destacado como jugador de fútbol, entrevistador, director técnico y armador de crucigramas para diferentes periódicos.

Nadie discute que García, conocido como Chikirín, es el más grande coleccionista de revistas deportivas en español que hay en San Pedro Sula. Su pasión por el balompié está resumida en el nombre de un libro que está escribiendo llamado Fútbol, el aire que respiro.

Su memoria fotográfica le ha permitido guardar muchas anécdotas de los protagonistas del fútbol que serán publicadas en ese libro. Recuerda aquella del árbitro Chulampín Cedillos, quien tuvo que pitar una falta contra su querido Marathón, pero inmediatamente se le ocurrió algo para que la sanción no fuera efectiva. Fue donde el lineman y mirando el ardiente sol le preguntó si creía que iba a llover. El interpelado movió la cabeza negativamente, lo cual fue interpretado por el público como una desaprobación al fallo de Chulampín. Entonces cayó una lluvia de insultos contra el lineman por parte de los aficionados del otro equipo, quienes tácitamente libraban de culpa al árbitro Cedillos.

No es periodista, pero entrevistó a grandes del fútbol como al fallecido Edvaldo Edigio Neto, más conocido como Babá, astro de Brasil.
Gracias a sus amplios conocimientos en materia de deportes, García se mantuvo invicto durante un año como “el estrangulador de turno” en el programa X-0 Da Dinero, de Salvador Nasralla.

Cuando a Chikirín le preguntan sobre quiénes son los personajes que aparecen en sus fotografías, da una amplia y detallada respuesta. Canta de corrido los nombres de los jugadores y su historial como si se tratara de parientes suyos. En una de las fotografías aparece entrevistando, micrófono en mano, al que fuera uno de los más grandes jugadores de Brasil: Edvaldo Edigio Neto, más conocido como Babá. “Fue el campeón goleador del Mundial Chile 62. Es tan recordado como Pelé, Garrincha, Didí y Zagalo”, dice.

Aclara que no ha sido periodista, pero que ayudaba a los cronistas deportivos por la satisfacción de acercarse a sus ídolos.

En el barrio Guamilito, donde creció, jugaba chimilicuarta, consistente en formar dos grupos de niños: uno se escapa y el otro lo persigue. El niño que es capturado es liberado por uno de sus compañeros; pero el mayor entretenimiento del pequeño Marco Aurelio era el fútbol, una pasión que aún lo persigue.

Forró las paredes de su negocio de comida mexicana con su colección de fotos y portadas de revistas. Fotos: Melvin Cubas