30/05/2024
07:21 AM

Lucas, el niño milagro: 'Quiero ser el mejor narrador y comentarista deportivo'

La historia de Lucas sin duda alguna te conmoverá. Un niño que ha sido sometido a varias cirugías y pese a sus limitantes físicas, tiene grandes sueños y metas por cumplir. Mira el video.

San Pedro Sula, Honduras.

La historia del pequeño sampedrano Lucas José Fajardo Reyes (11) nos enseña que en esta vida por muchos obstáculos que se nos presenten, basta con una actitud positiva para hacer realidad cualquier tipo de sueños que uno se proponga.

Desde que nació se ha enfrentado a muchos retos y los ha superado con ayuda de Dios y el apoyo de su familia. Vino al mundo de forma prematura, le restaban dos meses para que naciera. Debido a eso, apenas pesó tres libras, sufrió de una parálisis cerebral y un quiste pulmonar.

A la semana 30 le empezaron los dolores de parto sin poder contenerse hasta que da a luz la madre de Lucas. 'Desde que nace venía con problemas de pulmón por lo que fue enviado a cuidados intensivos. Al día siguiente lo operaron porque el pulmón estaba muy dilatado. Desde ese momento comienzan una serie de cirugías que a lo largo de sus 11 años ha tenido que venir sufriendo', dijo Erika Alejandra Reyes, madre de Lucas.

Lucas es muy querido por toda la familia quienes lo miran como un niño normal que no tiene ningún defecto y eso es lo que ha permitido que él tenga su autoconfianza bien definida. Tiene dos hermanas, una de siete y de 18 años de edad que también fueron prematuras pero no sufrieron la secuencia que sufrió él. Los tres son grandes estudiantes y pertenecen a la Iglesia Evangélica Centroamericana. Su padre es ingeniero en sistemas y también es pastor. La madre es experta en todo, porque lleva el control de todo.

El pequeño tiene un buen índice académico en su centro educativo Ovidio Decroly, donde cursa el cuarto grado. Además, es sociable, extrovertido y se involucra con los niños, jóvenes y adultos.

'Hay momentos de la vida que son difíciles y que uno siente que ocupa a alguien y es cuando Dios está ahí, siempre y cuando usted lo busque. Gracias a Dios por darme a mi familia porque me siento apoyado. Mi vida no ha sido de pesar, me siento un niño normal y así me lo hacen sentir mi familia y mis amigos de la escuela', dijo Lucas.

Lucas nació con un peso de tres libras, sufrió una parálisis cerebral y un quiste pulmonar.

Lucas, el niño milagro

'Lucas vino prematuramente en un embarazo de unos siete meses lo cual lo hizo ser de bajo peso. Fue internado de inmediato en las unidades de cuidados intensivos en la unidad de recién nacidos del Hospital del Valle donde permaneció casi 23 días en ventilación artificial (mecánico) y fue asistido por buenos pediatras neonatólogos', recuerda su abuelo y pediatra, José Osman Fajardo.

Pero los deseos por vivir y una mente llena de sueños, es lo que convierte a Lucas en un niño ejemplar y digno de imitar. El pequeño sueña en convertirse en el mejor narrador y comentarista deportivo en Honduras. Además, fundar su propia empresa de comunicaciones. 'Yo quiero ser el mejor comentarista deportivo y narrador. También sueño con tener mi propia empresa en un ambiente cristiano a la que le pondré Lucas Fajardo Sports. Quiero cumplir mi sueño conforme Dios tenga el camino para mí', dijo Lucas.

Su abuelo recordó que al séptimo día de nacido Lucas, fue operado de un quiste pulmonar y en un inicio de la cirugía tuvo un paro cardiaco que luego fue reanimado. Luego volvió a su ventilador mecánico por un buen tiempo hasta que fue madurando su capacidad pulmonar para poder respirar espontáneamente. Pero el susto no quedó allí, luego sufrió una parálisis cerebral infantil donde está comprometida la actividad motora e intelectual pero que a Lucas solo le afectó la primera.

Lucas juega fútbol como cualquier niño normal a pesar de sus limitantes.
Amante del fútbol

Se considera apasionado al fútbol, es bueno con las estadísticas y se sabe sin problemas el nombre de los jugadores más populares del mundo. Se declara amante del equipo Real Madrid y en la liga hondureña del equipo merengue el Olimpia. También admira el fútbol inglés y le gusta conocer muchos datos de jugadores excepcionales a nivel europeo que sean latinoamericanos.

'Me gusta ver demasiado fútbol, siento que es una pasión que tengo pero que descubrí hasta hace poco porque antes quería ser doctor como mi abuelo. También me gusta la declamación que gracias a Miss Doris Aguilar aprendí a hacerlo. El año pasado gané el primer lugar en la distrital y en abril de este año gané el segundo lugar en declamación', añadió.

'En Honduras mi equipo es el Olimpia porque me gusta su fútbol que es triangular y vertical y porque juega el toque rápido. Y el jugador que he admirado es Noel Valladares, creo que ha sido uno de los mejores porteros que ha tenido Honduras en este siglo', consideró Lucas.

'Del fútbol europeo en Francia me gusta el París Saint Germain; en Inglaterra, Chelsea; en Alemania, El Bayer de Múnich; en Holanda el PSV y de Portugal prefiero Al FC Porto en vez del Benfica', dijo.

'El espontáneamente se alimenta de los programas deportivos internacionales, no es que nosotros lo inducimos. La información cuando la queremos obtener como fechas de partidos o goles, de quien la obtenemos es de él', añadió su abuelo.

Foto: La Prensa

Tiene cualidades de poder enfrentarse al público y poder declamar poesías y narrar partidos de fútbol.
'Ahora que lo escucho (narrando) se que va a cumplir su sueño y su empresa va a ser posible', dijo la madre de Lucas.

Lucas fue creciendo con un déficit motor caracterizado por trastornos a nivel de sus miembros superiores e inferiores a los cuales se les ha dado una rehabilitación con fisioterapias y cirugías realizadas por cirujanos ortopedas especializados en este tipo de problemas.

El menor considera que algunos jugadores de los equipos de la Liga Nacional no le ponen interés a lo que hacen, que no sudan la camiseta. A su vez los comparó con los jugadores del fútbol europeo donde estos últimos tienen otra estructura, donde educan futbolísticamente a los jugadores y les dan seguimiento hasta que llegan a ser grandes estrellas en el futuro.

Foto: La Prensa

Lucas junto a su abuelo, madre y su hermana menor.
Los padres reciben el llamado de ser misioneros

Justo cuando los padres de Lucas se enfrentaban a cuidar de su pequeño hijo que tenía que recibir terapias, sienten el llamado de Dios de ser misioneros. 'Fuimos llamados al servicio del señor en el campo misionero por lo que teníamos que dejar el trabajo y acabábamos de comenzar una casa en ese momento. Pero el llamado fue más fuerte y aceptamos el reto de salir a prepararnos al seminario teológico centroamericano en Guatemala por cuatro años', dijo Reyes.

'No puedo negar que Dios fue bueno, es y seguirá siendo bueno con nosotros porque en ese tiempo abrió puertas que permitieron que Lucas recibiera las mejores terapias en ese país'. Actualmente los padres de Lucas han fundado en San Pedro Sula la Iglesia Evangélica Llanos de Sula que es una iglesia 'hija' de la Iglesia Centroamericana Dios es Amor.

Mensaje a madres con hijos prematuros

El abuelo finalizó haciendo un llamado a los padres que tienen hijos con problemas como el de Lucas, que cuando nace un niño con problemas, no tiene que abandonarlo ni verlo de menos, sino que debe apoyarlo e integrarlo a todo el grupo familiar. 'Y no lo digo por teoría sino que lo practicamos y vemos el desarrollo en el niño'.

'Confíe en Dios, no se preocupe por tener un problema físico y que puede ser objeto de burla. Recuerde que usted tiene los mismos derechos que cualquier otra persona porque Dios nos trata igual a todos por igual y si usted nació así es porque Dios tiene un propósito para cada uno de nosotros y luche por sus sueños, no se de por vencido', finalizó Lucas.

Para Lucas, uno debe tener primeramente a Dios en su vida para cumplir sus sueños.

Foto: La Prensa

El pequeño Lucas junto a sus padres y hermanas.