Más noticias

Sin puertas dejó exalcalde su mansión en El Paraíso

Después de conocer la acusación algunos dicen que el exalcalde Amilcar Alexander Ardón regaló el menaje y huyó a Guatemala adonde se entregó a la DEA.

El Paraíso, Copán.

De ser florecientes haciendas en extensos terrenos con ganado, las propiedades del extraditable Amílcar Alexander Ardón Soriano, exalcalde de El Paraíso, Copán, pasaron al abandono.

Todo el menaje fue sacado de un día para otro, dejando atrás años dorados de un imperio que parecía inquebrantable.

Lea: Aseguran bienes de exalcalde de El Paraíso, Copán, en operación Zeus

Ayer, agentes de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) junto con fiscales Contra el Crimen Organizado y la Policía Militar ejecutaron la operación Zeus, para asegurar los bienes del exalcalde acusado por Estados Unidos de delitos de narcotráfico.

La operación se centró en El Paraíso, municipio en el que Ardón Soriano, según la acusación, utilizaba para facilitar el tráfico de drogas y para imponer un “impuesto” a otros traficantes, lo que le dejaba millones de dólares en el proceso.

Además: Exalcalde copaneco tuvo acceso a narcolaboratorio y pista clandestina: EEUU

En el lugar fueron asegurados al menos 10 bienes, entre esos la casa en la que residía Ardón.

$!Foto: La Prensa


Alexander Ardón, exalcalde de El Paraíso.
La residencia, en una colina, rodeada de grandes extensiones de terrenos, era un lugar lleno de ganado con alta tecnología; pero ayer que los equipos de agentes y fiscales llegaron encontraron el lugar abandonado.

Desde el portón de ingreso a la hacienda de Chande, como era conocido, se observan los establos descuidados y sin el ganado, al igual que la casa en la que vivían algunos de los trabajadores.

La que era una lujosa residencia con piscina, ahora se ve sin puertas y sin todo el menaje. Según algunos pobladores, Chande se lo regaló a ellos.

El abandono del lugar, según los investigadores, ocurrió después que de que Ardón conociera la acusación que hizo Estados Unidos en su contra.

En la propiedad de muchas manzanas de terreno solo estaban unos 10 búfalos que eran criados en el lugar y que ahora subsisten con el pasto de la propiedad.

$!Foto: La Prensa

De forma simultánea residencias en Copán, San Pedro Sula, Lempira e Intibucá fueron allanadas por tener relación con el excalde de El Paraíso
Otras de las grandes inversiones, que según la DLCN había hecho Ardón, es en la hidroeléctrica Morja, en la carretera que conduce a la aldea El Tesoro, de El Paraíso, Copán.

Según aldeanos, la hidroeléctrica fue construida porque en la zona la energía no era suficiente y con esa presa aumentaron la generación.

En el lugar trabajan alrededor de 30 personas en el mantenimiento y seguridad de la planta.

Aseguramiento

La Fiscalía Contra el Crimen Organizado y la DLCN entregaron esas propiedades que tenían la medida de aseguramiento al personal de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) que llegaron a tomar posesión de los bienes.

A esa lista en El Paraíso se añade otra hacienda, tres viviendas, así como la escuela privada Peña de Horeb y además de la hidroeléctrica otras cinco sociedades mercantiles que tienen nexos con el exalcalde.

$!Foto: La Prensa

Las viviendas fueron encontradas vacías, solo con pocos muebles que no se pudieron llevar.
La operación Zeus se extendió a Santa Bárbara, adonde fue asegurada la azucarera La Providencia, complejo Tecnicampo.

También fueron aseguradas propiedades en Lempira, Intibucá, y en la colonia Universidad, de San Pedro Sula, adonde fue asegurada una lujosas residencia.

En total, la operación Zeus incluyó ocho allanamientos, una inspección a un negocio, 24 aseguramientos de bienes en Copán y otros 18 en Cortés, los cuales continuarán este día.

Además, nueve sociedades mercantiles pasarán a la Oabi, así como 26 carros.

$!Foto: La Prensa

La Fiscalía comenzó el traspaso de bienes a la Oabi que se encargará de la admistración, así como del cuidado de algunos animales como búfalos encontrados en los lugares que fueron abandonados.
De Cálix

El Ministerio Público en un comunicado explicó que cinco de los bienes inmuebles de Lempira, Intibucá, y Copán, así como tres sociedades mercantiles y 13 carros, son propiedad de Mario José Cálix Hernández, exvicealcalde de Gracias, Lempira, y de su cónyuge.

Cálix es otro de los acusados por Estados Unidos de narcotráfico, por lo que las medidas de aseguramiento fueron hechas a bienes adquiridos en el período cuestionado.

Investigación. Según el Ministerio Público, desde el 18 de abril de 2017, la DLCN recibió denuncias en contra de Ardón y miembros de su familia.

Afirman que la investigación contiene movimientos financieros, perfiles tributarios y la información patrimonial.

Después de la acusación que hizo en enero la Fiscalía de Estados Unidos y la División de Operaciones Especiales de la Administración y Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), la Fiscalía procedió al aseguramiento de los bienes previniendo que fueran traspasados a terceras personas.

Entrega

El exalcalde identificado como jefe del llamado cartel de AA y el exvicealcalde de Gracias, Mario Cálix Hernández, según fuentes extraoficiales se entregaron a autoridades estadounidenses.

Presuntamente Cálix se entregó a agentes de la DEA en Guatemala y en ese mismo país hizo lo mismo Ardón.

Las acusaciones para ambos incluyen los delitos de conspiración para importar cocaína a Estados Unidos y delitos por el uso y posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos.

Según la acusación de EUA, Ardón y Cálix Hernández conspiraron para importar cantidades masivas de cocaína a Estados Unidos y usaron armas pesadas para proteger los envíos de droga.

Ardón supuestamente usó su posición como alcalde para facilitar su propio tráfico de drogas.

Las acciones ilícitas presuntamente fueron hechas desde 2004 a 2016.

Ardón fue alcalde desde 2000 hasta casi 2015, tiempo en el que según la acusación de EEUU, realizó actividades de tráfico de drogas con narcotraficantes de Colombia, Guatemala, Honduras y México. Los bienes asegurados en Honduras a los pedidos en extradición irán a un juicio de privación de dominio donde los propietarios deberán demostrar el origen lícito de los mismos.