03/12/2022
10:13 PM

Más noticias

Leonel Sauceda fue acusado en 2020 por no justificar 13.8 millones de lempiras

El excomisionado general Leonel Sauceda fue absuelto por la justicia hondureña.

Tegucigalpa, Honduras

La Justicia de Honduras absolvió este miércoles de los delitos de lavado de activos y malversación de caudales públicos al jefe de Recursos Humanos de la Policía Nacional del país, comisionado general Leonel Sauceda, informó una fuente judicial.

El Tribunal de Sentencia Nacional dictó hoy, por unanimidad, un “fallo absolutorio y emitió la respectiva carta de libertad” a favor de Sauceda, quien fue detenido el 11 de febrero de 2020 en su domicilio en Tegucigalpa, la capital del país, junto a su esposa, Patricia Estrada, indicó el poder Judicial en Twitter.

Vea: “Nunca dudé que era inocente, ahora voy a sepultar a mi madre”

Sauceda, quien en enero de 2020 fue ascendido al alto grado de comisionado general de la Policía Nacional, fue declarado inocente “debido a que la parte acusadora no presentó medios de prueba suficientes para quebrantar el estado de inocencia”, señaló.

Según el Ministerio Público de Honduras (MP), Sauceda, quien ingresó a la Policía Nacional el 22 de enero de 1992, no ha podido justificar, en un periodo de 11 años, 13,8 millones de lempiras (563.730 dólares), registrados en 13 cuentas bancarias a nombre suyo.

La esposa de Sauceda, también en libertad, quien según el Ministerio Público no tenía empleo, negocio o préstamo para generar algún ingreso, no pudo justificar 2,7 millones de lempiras (110.295 dólares), luego de varios movimientos financieros de 7 millones de lempiras (285.950 dólares) en 10 cuentas bancarias a su nombre, sin determinar el origen del dinero.

Un informe elaborado por la Unidad de Análisis Financiero del MP establece que los “productos financieros, bienes muebles e inmuebles obtenidos e inversiones realizadas, carecen de fundamento económico legal, pese a que el desglose salarial del acusado en la fase investigada, asciende a casi seis millones de lempiras, sin deducciones”.

Tras conocer el fallo, Sauceda dio gracias a Dios y dijo que estuvo preso de manera “injusta” por hacer lo correcto en la Policía Nacional, institución a la que espera ser restituido con “todos los derechos”.

“Lo importante aquí es que nos declaró inocente un Tribunal de Sentencia, mujeres valientes, que actuaron con imparcialidad, no se prestaron a ninguna maña”, señaló Sauceda a periodistas. “A quién le estorbaba yo, a quién le incomodaba, no era útil para un sistema solo por hacer lo correcto”, se preguntó.

“(Seguiré) luchando desde cualquier posición que Dios decida colocarme por hacer lo correcto. Nunca me voy acomodar para hacer algo indebido”, dijo.

“Es tiempo perdonar, la reconciliación, no importa el daño que le hagan, hay que ser tolerante para perdonar”, subrayó Sauceda, quien se trasladará al departamento de Colón, en el Caribe del país, donde hoy será enterrada su madre, que falleció en la madrugada por complicaciones de salud. EFE

Sauceda, quien en enero de 2020 fue ascendido al alto grado de comisionado general de la Policía Nacional, fue declarado inocente “debido a que la parte acusadora no presentó medios de prueba suficientes para quebrantar el estado de inocencia”, señaló.

Según el Ministerio Público de Honduras (MP), Sauceda, quien ingresó a la Policía Nacional el 22 de enero de 1992, no ha podido justificar, en un periodo de 11 años, 13,8 millones de lempiras (563.730 dólares), registrados en 13 cuentas bancarias a nombre suyo.

La esposa de Sauceda, también en libertad, quien según el Ministerio Público no tenía empleo, negocio o préstamo para generar algún ingreso, no pudo justificar 2,7 millones de lempiras (110.295 dólares), luego de varios movimientos financieros de 7 millones de lempiras (285.950 dólares) en 10 cuentas bancarias a su nombre, sin determinar el origen del dinero.

Un informe elaborado por la Unidad de Análisis Financiero del MP establece que los “productos financieros, bienes muebles e inmuebles obtenidos e inversiones realizadas, carecen de fundamento económico legal, pese a que el desglose salarial del acusado en la fase investigada, asciende a casi seis millones de lempiras, sin deducciones”.

Tras conocer el fallo, Sauceda dio gracias a Dios y dijo que estuvo preso de manera “injusta” por hacer lo correcto en la Policía Nacional, institución a la que espera ser restituido con “todos los derechos”.

“Lo importante aquí es que nos declaró inocente un Tribunal de Sentencia, mujeres valientes, que actuaron con imparcialidad, no se prestaron a ninguna maña”, señaló Sauceda a periodistas. “A quién le estorbaba yo, a quién le incomodaba, no era útil para un sistema solo por hacer lo correcto”, se preguntó.

“(Seguiré) luchando desde cualquier posición que Dios decida colocarme por hacer lo correcto. Nunca me voy acomodar para hacer algo indebido”, dijo.

“Es tiempo perdonar, la reconciliación, no importa el daño que le hagan, hay que ser tolerante para perdonar”, subrayó Sauceda, quien se trasladará al departamento de Colón, en el Caribe del país, donde hoy será enterrada su madre, que falleció en la madrugada por complicaciones de salud. EFE