Tegucigalpa, Honduras.

El Tribunal Superior de Cuentas (TSC) remitió al Ministerio Público un informe donde incluye hallazgos de responsabilidad penal por la compra de un fármaco que no se utilizó durante la emergencia del covid-19 y que se vencerá en febrero.

Según el TSC, Marco Bográn mientras ostentaba el cargo de director de la Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) compró 1,500,800 tabletas de 100 miligramos, pero solo se repartieron 147,952 tabletas en los centros.

Regístrese aquí para acceder a LA PRENSA Premium

“El resto se vencerá en tres meses, lo que ocasionará un perjuicio económico al Estado de 20.4 millones de lempiras”, cita el informe del TSC.

Según lo recabado por el Tribunal Superior de Cuentas, la compra se hizo en dos lotes recibiendo el primero en mayo de 2020 y el segundo lote sin recibirlo, ya que está pendiente actualmente su desaduanaje.

Marco Bográn permanece detenido y condenado por delitos de fraude.