Tegucigalpa, Honduras.

La Secretaría de Salud continúa con la vacunación comunitaria para lograr inmunizar a aquellas personas renuentes a vacunarse o las que por diferentes motivos no se han podido acudir a algún punto habilitado para la inoculación.

La vacuna contra la covid-19 es algo compleja debido a la red de frío requerida, situación que complica llegar casa a casa porque cada persona vacunada debe estar en observación de 15 a 20 minutos y esperando la buena evolución o una reacción adversa a la vacuna, eso implica que cada vacunador tendría que estar en cada casa alrededor de 30 minutos.

La vacunación comunitaria inició ya en varios puntos seleccionados debido a su incidencia y difícil acceso.

Karla Pavón, jefa de vigilancia de la Secretaría de Salud, hizo un llamado a aquellas embarazadas que aún no se han vacunado para que acudan al punto de inoculación más cercano a su comunidad, “las vacunas son seguras y protegen a su bebé al mismo tiempo”.

Por su parte, el subsecretario de Salud, Fredy Guillén, dijo que hasta la fecha se han aplicado seis millones de vacunas, pero todavía existe un 10% que no quiere vacunarse debido a la desinformación y otros motivos, por lo que el reto es llegar a las comunidades y acercar las vacunas a la población para inocular a las personas elegibles.

Relacionada: Salud destaca ocupación del 3% en triajes de San Pedro Sula y Tegucigalpa

“La vacuna tiene dos propósitos importantes: reducir el número de muertes y la enfermedad”, recordó Homer Mejía, coordinador de las enfermedades transmisibles y no transmisibles a nivel nacional

Los casos de covid-19 en Honduras ascendieron hoy a 370.968 desde el inicio de la pandemia con la confirmación de otros 706 contagios, mientras que los pacientes recuperados se incrementaron a 112.500, informó el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager).

En su último comunicado, el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) confirmó el fallecimiento de 10,045 los muertos (cifra acumulada) y 112,500 recuperados.