24/04/2024
12:27 AM

Invitan a hondureños a celebrar aniversario de la Virgen de Suyapa

¡Celebrémosla como se merece! Seamos todos bienvenidos a la Casa de Nuestra Madre Virgen de Suyapa.

Tegucigalpa, Honduras

Las damas de la fundación Suyapa junto al padre Carlos Magno y la comunidad eclesial siguen trabajando arduamente, como lo han venido haciendo durante varios meses, para recibir este tres de febrero a los miles de hondureños devotos de la Virgen de Suyapa.

Ellas son obreras del amor y la devoción a Santa María de Suyapa y su trabajo en torno a la Madre ya está en el mejor nivel para dar la bienvenida a los visitantes que cada año llegan a celebrar el cumpleaños de la patrona de Honduras.

“Es un esfuerzo colectivo de todas la que formamos parte de la Fundación en la que se combina el trabajo esmerado y maravilloso de las señoras que fundaron la organización con el entusiasmo y las ideas renovadas de las nuevas miembros que cada día aprendemos de ese don de servicio y de amor que nos inspira”, dijo la nueva presidenta de la fundación Suyapa, Vivian M Atala.

Santuario Santa María de Suyapa

A lo largo de las cerca cuatro décadas, desde 1987, cuando la fundación Suyapa se fundó, inicialmente para empezar embellecer el templo de la Santa Madre, “fue cuando nos unimos un grupo de amigas atendiendo el llamado del cardenal Óscar Andrés Rodríguez”, recordó doña Isabel Rivera, una de los primeras miembros de la organización que detalla como poco a poco fueron atendiendo las necesidades y extendiendo la obra al servicio.

Las damas de la fundación Suyapa en una reunión con el padre Carlos Magno.

El objetivo principal de la fundación Suyapa es apoyar en el cuidado, mantenimiento y embellecimiento del Santuario Santa María de Suyapa”, expresó otra de las fundadoras, doña Julia de Becerra.

Hace apenas escasos meses la Fundación, por la voluntad unánime de sus miembros, pasó a ser dirigida por doña Vivian M Atala, ante la ausencia de la presidenta eterna de la organización doña Victoria Atala.

“Es un gran honor y también una responsabilidad importante. En realidad, por las circunstancias, fue inesperado el fallecimiento de mi suegra, emocionalmente nos impactó a todas en la Fundación, pero a la vez fue lindo ver el amor de todas las miembros por doña Toya y por la Fundación”.

“Pienso que todas logramos, dentro de nuestro dolor y la ausencia del liderazgo de doña Toya, unidas poder seguir adelante la noble misión de la fundación Suyapa”, agregó.

Vivian M Atala detalló como el relevo generacional lleva implícitos factores vinculados a la devoción. “Cuando mi suegra llamó a miembros jóvenes que actualmente forman parte de la Fundación tomó en cuenta varios factores. Lo más importante: su claro amor a la Virgen, que compartieran con nosotras nuestro empeño y entusiasmo por cuidar y embellecer la Basílica, que comprendieran la importancia de que, al tener un interés común bien definido, hicieran la comunicación y el trabajo en equipo natural y efectivo, con alegría y buena voluntad”, recordó.

Ejemplo de compromiso a la Virgen de Suyapa

De su lado, otra de las miembros de la fundación Suyapa, Mónica Weddle, detalló que “el tener este nuevo grupo compartiendo los ideales y metas, ha dado a la Fundación, una nueva visión, un renovado entusiasmo y nuevas ideas, pero siempre con el mismo fervor y cariño, es una bendición de la Señora, que esta transición este siendo tan amable, dulce y positiva, todas tenemos ese deseo contagioso de hacer todo bien y con alegría y de cuidar el legado de doña Toya”.

Reafirmó que la Fundación funciona como un equipo, ya siendo miembro en la directiva o no, siempre todas tenemos la responsabilidad y fervor de trabajar unidas por Nuestra Señora de Suyapa.

Imagen de la Virgen de Suyapa en Tegucigalpa, Honduras.

En ese sentido, doña Julia de Becerra manifestó que para la organización “las metas de mejoras son continuas. Toya Atala (QDDG), cómo presidenta de la Fundación por más de 20 años, con su amor a la Virgen, su liderazgo y espíritu de servicio, fue el pilar de un equipo que unidas en hermandad trabajaron para alcanzar las metas que el momento exigía. Siguiendo su ejemplo de compromiso y perseverancia, los retos que se presenten en los nuevos proyectos que demande la Basílica y su entorno, son alcanzables”.

Mientras compartían su trabajo y ya cerca de recibir a los hondureños devotos en la casa de la Santa María de Suyapa, las miembros de la Fundación quisieron enviar un mensaje a una sola voz: “Nuestra Madre, nos enseña a ser familia, nos protege bajo su manto amoroso, y nunca nos abandona. Ella, es la discípula perfecta, que cambió el rumbo de la historia con su sí, y que es nuestra protectora y guía en este camino lleno de retos y bendiciones”.

¡Celebrémosla como se merece! Seamos todos bienvenidos a la Casa de Nuestra Madre.