25/05/2024
11:05 PM

Nadie entra ni sale de La Mosquitia sin “permiso” de narcos

  • 10 enero 2024 /

Gracias a Dios y partes de Olancho siguen viviendo episodios oscuros por el narcotráfico. Director del ICF asegura que se detuvo la construcción de carreteras no autorizadas.

TEGUCIGALPA

No, no se puede entrar, salir o circular por varias zonas entre Gracias a Dios y Olancho, y mucho menos hacerlo en la denominada narcocarretera, pues esto sería arriesgado porque el crimen organizado y narcotráfico tienen el control.

Luis Solís, titular del Instituto de Conservación Forestal (ICF), reveló que el crimen organizado y narcotraficantes controlan varias carreteras de Gracias a Dios y solo se puede circular con permiso de ellos. De acuerdo con el funcionario, empleados de ICF que cuidan áreas de vocación forestal son intimidados por los narcos.

“Hay reportes de los técnicos que están en el área (Gracias a Dios), sometidos a amenazas constantes (...) Hay áreas en las que hay que pedir permiso para circular porque están controladas por el crimen organizado”, confesó Solís. Agregó que “usted ahí encuentra tranca, portones, donde usted no puede circular porque hay un control territorial del crimen organizado”.

Para saber

En 2022, Modesto Morales, representante del pueblo indígena, dijo que apoyan la no destrucción de la carretera principal tal y como está construida, pero lamenta que sus anexos llegan hasta la zona núcleo.

Solís solo reveló una pequeña radiografía de la verdadera situación que se vive en esa zona del país, donde además se conoció que no hay presencia policial y ni los mismos policías se atreven a entrar en zonas tomadas por los narcotraficantes y el crimen organizado.

Estas zonas que están tomadas es desde Dulce Nombre de Culmí, Olancho, hasta el departamento de Gracias a Dios.

Otro problema es la denominada narcocarretera, que conduce desde Patuca hasta La Mosquitia. Esta zona sigue habilitada y Solís solicitó a la Fiscalía y a la Corte Suprema de Justicia que apresuren la autorización para eliminarla.

“Todo este desastre en la zona de La Mosqutia es una herencia de la narcodictadura que se estableció y arraigó con control territorial a partir del golpe de estado”, declaró. Aseguró que el expresidente “Juan Orlando Hernández convirtió los bosques de La Mosquitia en un paraíso de cocaína”.

Lo que sí es cierto es que los pobladores de la zona viven en medio de la zozobra por el crimen organizado y narcotráfico en la zona.

Permisos

Juan Manuel Aguilar Godoy, director de la Policía Nacional, declaró ayer en Frente a Frente una versión diferente a lo denunciado por Luis Solís. Dijo que los permisos son, pero de propiedad privada, entonces para transitar hay que solicitar acceso.

" Desde Dulce Nombre de Culmí hasta Gracias a Dios hay trechos que son ejidales y privados. "

En 2022, Lucky Medina, ministro de la Serna, afirmó que la “narcocarretera” se iba a destruir; sin embargo, el asesor presidencial Manuel Zelaya Rosales se opuso a dicha petición.

Entre tanto, Luis Solís, para menguar esta situación, explicó en su cuenta X de que se detuvo la construcción y ramificaciones de más carreteras. Además, se logró la cancelación de siete planes de manejo donde se pretendía explotar cerca de 400,000 hectáreas de bosque y la cancelación de cinco aserraderos.

Diario La Prensa en años anteriores recorrió estas zonas y se encontró con carros tiroteados abandonados y una población alarmada.