03/12/2023
10:34 PM

Congreso Nacional de Honduras no logra nombrar fiscal general y fiscal adjunto

Tras cuatros intentos, el Congreso hondureño no logró nombrar a los nuevos fiscales.

San Pedro Sula, Honduras.

El Congreso de Honduras no logró, luego de cuatro intentos, nombrar a los nuevos fiscales general y adjunto, ante la falta de consenso en las bancadas. Óscar Chinchilla, fiscal general saliente, y el fiscal adjunto Daniel Sibrián, terminaron su periodo a las medianoche de este jueves.

Luis Redondo dejó en manos de la Uferco la justicia hondureña e indicó que en cualquier momento se puede reanudar la sesión para elegir a los nuevos fiscales.

En un ambiente de poca certidumbre, los diputados sesionaron tras un intento fallido el martes y una asamblea cancelada ayer, miércoles.

Sin dar el brazo a torcer, tanto la oposición como el oficialismo presentaron las mismas nóminas que dieron a conocer el martes pasado buscando contar con el suficiente respaldo de votos (86).

Rafael Sarmiento Aguiriano, diputado de Libre tomó la palabra y señaló que la elección de las nuevas autoridades es una solicitud y que se han hecho todos los esfuerzos para elegir mediante consensos una propuesta unificada, ya que a la medianoche vencía el término de cinco años para las autoridades salientes, aunque recalcó que no se logró el objetivo. “No vamos a descansar hasta que logremos elegir a un fiscal general y adjunto que responda a la demanda del pueblo hondureño”, y mocionó para la elección de Joel Antonio Zelaya Álvarez para fiscal general y a Marcio Cabañas Cadillo para fiscal general adjunto. La moción nominativa, con había sucedido anteriormente, no logró los votos para ser tenida en cuenta

Posteriormente el congresista de PS, Jhosy Toscano, señaló que faltaba diálogo para llegar a un acuerdo ante el vencimiento del periodo de los fiscales salientes. Luego mocionó para nominar a Marcio Cabañas Cadillo para fiscal general y a Jenny Cabañas Flores para fiscal general adjunto. La moción tampoco logró la mayoría para ser tomada en cuenta.

Luis Redondo, presidente del Congreso de Honduras, señaló que luego del proceso de postulación, análisis y calificación de los postulantes, y luego de cuatro intentos fallidos, es función exclusiva del legislativo elegir a las nuevas autoridades, ya que las actuales autoridades finalizaron sus periodos oficiales y no pueden seguir ya que, según recapituló, no han cumplido con sus funciones

Ante la falta de consenso, Honduras amaneció sin nombrar a los nuevos fiscales, ya que Óscar Chinchilla, fiscal general saliente, y el fiscal adjunto Daniel Sibrián, terminaron su periodo a la medianoche del jueves.

Luis Redondo, presidente del Congreso de Honduras, señaló que luego del proceso de postulación, análisis y calificación de los postulantes, y luego de cuatro intentos fallidos, es función exclusiva del legislativo elegir a las nuevas autoridades ya que las actuales autoridades finalizaron sus periodos oficiales y no pueden seguir ya que, según recapituló, no han cumplido con sus funciones.

Redondo señaló que en base al artículo 67-2012 se buscará que la Uferco elija a los nuevos fiscales y señaló que se dará el apoyo técnico y financiero para impulsar esa acción, anunció que fue apoyado por el oficialismo y rechazado por las bancadas opositoras. Tras el anuncio, Redondo dio por terminada la sesión y señaló que se convocará en cualquier momento para seguir discutiendo el tema.

Libre insiste en apoyar a los abogados Joel Antonio Zelaya y a Marcio Cabañas Cadillo como fiscal general y adjunto, respectivamente. Mientras que los opositores sostienen que Cabañas Cadillo debe encabezar la Fiscalía y acompañarle Jenny Almendares.

Al mismo tiempo, la oposición denuncia que Libre pretende, con la ralentización en los consensos, imponer que la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes De Corrupción (Uferco) quede a cargo de las atribuciones de los fiscales mientras no se elija a los sucesores.

Desde las 5:00 pm, los congresistas de las diferentes bancadas se comenzaron a movilizar hacia el Congreso Nacional para asistir a la convocatoria del presidente Luis Redondo, programada inicialmente a las 11:00 am y luego pospuesta a las 6:00 pm. Antes de las 7:00 pm ya todos los diputados estaban sentados sobre sus curules, a excepción de la junta directiva .

La falta de consensos entre las bancadas ha generado un escenario que se aleja de los acuerdos y, aunque los cabildeos entre los diputados representantes de las entidades políticas son constantes, la diferencia entre las nóminas propuestas no llega a un punto medio.

Las intensas pláticas se mantuvieron desde horas tempranas entre el presidente del Congreso Nacional, Luis Redondo, y los jefes de bancada de las diferentes fuerzas políticas: Rafael Sarmiento, por Libre; Tomás Zambrano, por el Partido Nacional; Mario Segura, por el Partido Liberal; y Jhosy Toscano, del Partido Salvador de Honduras.

¿Quiénes son? Rostros de los 5 candidatos a fiscal general y adjunto

Las fuerzas de oposición conformadas por los partidos Nacional, Liberal y Salvador de Honduras mantienen hasta el momento la nómina propuesta el pasado martes, en la cual se busca que Marcio Cabañas Cadillo (de 47 años) sea el nuevo fiscal general y Jenny Gabriela Almendárez (de 36) asuma como adjunta.

La sesión contó con la presencia de los 128 diputados.

Estos candidatos han generado su interés y respaldo. La oposición enfatiza que tanto Cabañas Cadillo como Almendárez Flores tienen una trayectoria fiscal importante y fueron los mejores evaluados por la extinta Junta Proponente. Cabañas recibió una calificación de 84.36%, mientras que Almendárez de 95.55%.

Cabildeos

En conferencia de prensa, el Partido Nacional comunicó que “70 diputados consideramos que Cabañas Cadillo debe ejercer ese cargo, va a fortalecer la institución, la va a renovar y tiene una carrera de más de 25 años en la Fiscalía. Además, es independiente, no pertenece a Libre, ni al Partido Nacional, por tanto, va a ser imparcial en las acusaciones e investigaciones”.

Ayer, miércoles, no se sesionó por la falta de acuerdos entre los legisladores.

Los congresistas nacionalistas, aunque invitaron a Libre a sumarse a su propuesta, dejaron abierta la posibilidad de que estos presenten entre los otros tres nominados al fiscal adjunto. De su lado, el partido Libre insiste en querer ubicar a Marcio Cabañas Cadillo como adjunto y a Johel Antonio Zelaya (de 43 años) como el próximo titular de la Fiscalía.

En comparecencia de prensa expusieron que hoy presentarán la misma nómina y esperan contar con el respaldo de los demás partidos para evitar entrar en una “crisis política”. Libre tiene 50 diputados en el Congreso Nacional, por lo que no cuenta ni siquiera con la mayoría simple.

Interactivo: ¿Quiénes han sido los fiscales generales que ha tenido Honduras?

Esto obliga al partido de izquierda a negociar con las demás bancadas. Aunque ambas partes cuentan con la figura de Marcio Cabañas Cadillo en sus nóminas, la oposición insiste en no incluir a Johel Antonio Zelaya. Este punto de discordia y las fuertes tendencias políticas de Zelaya, vinculado a la izquierda, han entorpecido las negociaciones.

Sobre este candidato, el Partido Liberal declaró a través de un comunicado que no acompañará a una nominación que esté compuesta por alguien que “no cumplió éticamente sus responsabilidades ante la Junta Proponente, faltando a la verdad jurada”.

A pesar de la complejidad política, la posibilidad de un acuerdo entre los cuatro partidos políticos con mayor músculo en el Congreso no está descartada, pero si los partidos Nacional (44 diputados) y Libre (50 diputados) se unen, sumando sus respectivos congresistas, podrían tener la capacidad de elegir a las nuevas autoridades fiscales.

Toda la oposición es incapaz de llegar a los 86 votos requeridos, pero si contasen con los llamados “diputados disidentes”, que son alrededor de 20, afines al parlamentario Jorge Cálix, podrían ser un factor decisivo en esta ecuación.

Elección crucial

De acuerdo a la Constitución, el mandato de las actuales autoridades del Ministerio Público finaliza este 31 de agosto. Para el 1 de septiembre, ya deben estar electos tanto el fiscal general como el fiscal adjunto.

Xiomara Castro acusa a sus adversarios de boicotear elección

El actual fiscal, Óscar Fernando Chinchilla, cumplirá 10 años el próximo 31 de agosto al frente del Ministerio Público. En 2013 asumió el cargo por cinco años, luego de haber sido magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). En 2018, fue reelecto en medio de una polémica elección, en la cual no formaba parte de los aspirantes.

El mandato de Chinchilla ha sido cuestionado por su cercana relación con el extraditado expresidente hondureño, Juan Orlando Hernández, que gobernó Honduras entre 2014 y 2022. Diversos sectores de la sociedad demandan a la clase política hondureña no darle más largas a la elección del Fiscal General, ante la importancia que supone para el sistema de justicia en Honduras.

El nuevo Ministerio Público, según analistas, será crucial ante la intención del actual Gobierno de Xiomara Castro de instalar una Comisión Internacional contra la Impunidad y Corrupción (Cicih).

La mayor parte de la sociedad hondureña exige que el nuevo fiscal sea un profesional independiente, sin tintes políticos y que investigue la corrupción sistematizada en instituciones públicas del Estado.

Los partidos políticos, representados en el Poder Legislativo, se juegan mucho en dicha elección, ya que algunos miembros, entre diputados, exfuncionarios y funcionarios actuales, tienen procesos de investigación en el Ministerio Público y buscarán a toda costa evitar que se elija un fiscal sin compromisos políticos.