Nueva York, Estados Unidos.

El presidente Juan Orlando Hernández tuvo ayer un importante encuentro con el vicepresidente de Consejo Empresarial para el Entendimiento Internacional (BCIU), Jeffrey Donald, y representantes de varias empresas; entre ellas, Citi Group, Amazon, Fedex Express, Coca Cola, Chevron, Estée Lauder, Sybac Solar y General Electric.

El conversatorio fue con el fin de dar a conocer los avances económicos y las facilidades que Honduras ofrece a los inversionistas extranjeros.

BCIU es una organización que facilita las relaciones comerciales internacionales, entre el sector privado y el Gobierno, y cuenta con 200 empresas miembros; entre ellas, Visa, Nokia, Mitsubishi, Motorola, Philips, Kellogg’s, Johnson and Johnson y MetLife, entre otras.

Donald indicó que el mandatario hondureño es un líder que está impulsando la economía de Honduras con iniciativas claras que promoverán el desarrollo de esta nación centroamericana.

Durante el conversatorio, los empresarios internacionales se mostraron interesados en los avances de Honduras en materia energética, facilidades aduaneras, inversión social, turismo, tiempo de traslado hacia los principales mercados mundiales, servicios a negocios, entre otros.

Asimismo, dio una amplia explicación del Programa Nacional de Desarrollo Económico Honduras 20/20, una ambiciosa iniciativa público-privada que creará 600 mil empleos y una inversión de 13 mil millones de dólares en los próximos cinco años.

Plan Alianza

Luego del encuentro con los empresarios estadounidenses, Hernández viajó a Washington para reunirse con el vicepresidente de los Estados Unidos, Joseph Biden, y los mandatarios de El Salvador y Guatemala, Salvador Sánchez Cerén y Jimmy Morales, respectivamente.

En la reunión multilateral con Biden se le dará seguimiento a la agenda que se estructuró con el presidente estadounidense, Barack Obama, para desarrollar el Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

Antes de salir de Nueva York, el presidente Hernández declaró que uno de los puntos de agenda es establecer una alianza entre el sector privado, el Triángulo Norte y los Estados Unidos para crear un fondo que contribuya a desarrollar la infraestructura de Guatemala, Honduras y El Salvador.

El desafío de Honduras en materia de infraestructura es el sector energético, pues el objetivo es convertirlo en una estructura de última generación en materia de conducción y producción de energía, pero con una visión regional, aseguró el mandatario hondureño.

“Si nosotros logramos bajar en un 30 o 40 por ciento el costo de la energía, el país es altamente competitivo, y eso nos daría más oportunidades de inversión y más empleo”, expresó Hernández.

Aparte de la reunión con Biden, los gobernantes del Triángulo Norte participarán en una plenaria en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en presencia del presidente de este organismo internacional, Luis Alberto Moreno.