Tegucigalpa

Los fiscales de Estados Unidos pretenden que el narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez pase el resto de su vida encerrado en una celda de una cárcel de máxima seguridad.

Los Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York instó al juez Kevin Castel imponer una condena de cadena perpetua por tráfico de drogas a Fuentes Ramírez. El 31 de agosto, el juez dictará sentencia definitiva después de que un jurado le encontrara culpable de los cargos el 22 de marzo.

“El Gobierno alega respetuosamente que la Corte debería imponer una pena de cadena perpetua... enfatizando que su conducta conmociona la conciencia, ya que fue un prolífico y narcotraficante violento... quien estaba en la cima de la cadena del narcotráfico”, reza la solicitud del fiscal Audrey Strauss.

Pero, la Fiscalía de EUA no se conforma con el castigo de una cadena perpetua, sino que quiere recuperar un monto de 151.7 millones de dólares (más de 3,700 millones de lempiras) de ganancias que obtuvo durante 20 años como uno de los capos más poderosos del país, más el pago de una multa de 10 millones de dólares.

Para la justicia de estadounidense, Fuentes Ramírez era un narcotraficante violento que producía y distribuía miles de kilogramos de cocaína para su importación a Estados Unidos, que tuvo injerencia en las altas esferas del poder.