25/02/2024
02:36 PM

Bajo fuertes cuestionamientos eligen a Johel Zelaya como fiscal general

Johel Zelaya fue electo como fiscal general de Honduras y Mario Morazán como fiscal adjunto de forma interina por la Comisión Permanente del Congreso Nacional.

Tegucigalpa, Honduras.

La comisión permanente, designada para hacer sesiones legislativas extraordinarias, escogió hoy a Johel Zelaya como fiscal general de Honduras y a Mario Morazán como fiscal adjunto de forma interina.

La nómina fue presentada por el presidente del Poder Legislativo, Luis Redondo, quien dijo que Daniel Sibrián cometió “ilegalidades” al quedarse como titular del Ministerio Público mientras las fuerzas políticas no llegaban a acuerdos.

Caos y enfrentamiento en nombramiento del fiscal general de Honduras

En la sesión extraordinaria de hoy no se presentaron las diputadas Iroska Elvir y Fátima Mena, del Partido Salvador de Honduras (PSH), pues renunciaron a su nombramiento, afirmando que la elección de las autoridades de la Fiscalía carece de legalidad y reconocimiento.

Por otro lado, el diputado oficialista Rasel Tomé explicó que la elección provisional de Zelaya y Morazán se mantendrá hasta que el pleno del Legislativo logre consensuar la designación definitiva de las autoridades del Ministerio Público.

Mario Morazán también fue juramentado como fiscal adjunto interino.

Nuevo fiscal había sido denunciado

El abogado Johel Antonio Zelaya Álvarez, cuarto posicionado durante la evaluación de la Junta Proponente con una calificación definitiva del 80.94%, fue denunciado por su colega Pedro Antonio Bustillo Roque.

Fue el 15 de agosto de 2023, cuando se dio a conocer que Zelaya Álvarez era el ungido del Partido Libre, que se presentó una denuncia formal ante el Ministerio Público, alegando que él había incurrido en tres delitos: falsificación ideológica, uso de documento falso y perjurio.

Bustillo sostiene que, en marzo de 2021, Johel Zelaya participó como precandidato a alcalde por el movimiento político “Recuperar Honduras” y posteriormente se postuló como candidato a regidor por el Partido Liberal en las elecciones generales de noviembre del mismo año. Estos actos, denuncian, violarían el artículo 42, numeral 13, inciso a) del reglamento de la Junta Proponente, que prohíbe tener o haber tenido una afiliación política activa en los últimos tres años.

Bustillo también señala que Zelaya ocultó su afiliación política durante gran parte del proceso ante la Junta Proponente, mostrando su verdadero rostro solo en la entrevista pública. Asegura que esto fue para evitar que se le identificara como alguien que había ocupado un cargo de elección popular debido a su participación en el Partido Liberal.