Tegucigalpa, Honduras.

“Pude hablar a partir de esta semana con él, está de buen ánimo”, fueron las palabras de la exprimera dama Ana García luego de comunicarse con su esposo, el expresidente Juan Orlando Hernández.

Durante la última audiencia en contra del exmandatario, celebrada el pasado 10 de mayo en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, la defensa alegó que él había sido mantenido aislado, sin poder comunicarse con el mundo exterior, sin recibir visitas e incluso restringido de poder hablar con sus abogados.

Pero ahora, la parte defensora confirmó que se han cambiado las condiciones de detención al ex gobernante hondureño, de modo que su esposa pudo conversar con él recientemente.

“Pude hablar a partir de esta semana con él, está de muy buen ánimo, optimista, con mucha fe y confiado en Dios para demostrar su inocencia; él siempre ha sido una persona de temple y esta injusticia no lo ha logrado doblegar, todo lo contrario, lo ha vuelto más fuerte”, aseguró García.

El expresidente Juan Orlando Hernández fue capturado el 15 de febrero de 2021.

Lo trasladaron a otra zona de la cárcel

A través de una comunicación oficial del Departamento de Justicia de Estados Unidos, fechada el 17 de mayo, en respuesta a una solicitud de información por parte del juez Kevin Castel, se dio a conocer que el exmandatario fue trasladado a otra zona del mismo centro de detención, donde ya tiene acceso a realizar llamadas telefónicas, a correo electrónico y a recibir visitas.

Según la exprimera dama, esta es una primera victoria del equipo de defensa, pues ahora su esposo no tiene restricciones para hablar con sus abogados, de modo que podrá tener una mejor preparación de cara a su juicio, el cual, tentativamente se celebrará en enero de 2023.