Más noticias

La poca respuesta tras Eta y Iota, clave en votos de Cortés

Sociólogos, políticos y economistas analizan el contexto del voto en el departamento, ciudadanos se volcaron por el partido Libertad y Refundación.

San Pedro Sula

La poca respuesta tras las tormentas Eta y Iota, la millonaria compra de los fallidos hospitales móviles y otros factores fueron determinantes para que los habitantes de Cortés fueran a las urnas por un cambio de gobierno.

El departamento figura por ser en donde el partido Libertad y Refundación tuvo una votación masiva tanto a nivel municipal como presidencial.

Según datos del Consejo Nacional Electoral (CNE), con 60.69% de las actas transmitidas hasta ayer por la mañana, 214,676 votos fueron a favor de Xiomara Castro, superando con diferencia amplia al nacionalista Nasry Asfura, quien obtuvo 72,300 votos, es decir solamente el 21.44% de los votos escrutados hasta ese momento.

Nelson Lagos, sociólogo demógrafo y docente de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), dijo que el no abstencionismo electoral, con una población mayoritariamente joven y no tradicionalista fue clave en el departamento, ya que estos vivieron los últimos 12 años de gobierno nacionalista.Es del criterio que la tecnología de huellas dactilares en los centros de votación fue vital para evitar cualquier intención de “actos fraudulentos como ocurrió en el pasado”.

Según el profesional, entre los fenómenos sociales y económicos que fueron un detonante para que la población apoyara la estructura de Libre están: el narcotráfico, las caravanas a Estados Unidos impulsadas por la pobreza, el deficiente manejo de la pandemia, la poca respuesta tras las tormentas, el desempleo, las zedes y el manejo de la energía eléctrica.

“La juventud no vota tradicional sino según su vivencia inmediata. Ya estaban cansados de lo que pasaba. Hubo mucha credibilidad en candidatos de Libre y su representación en la estructura electoral. Asimismo, otro factor que impulsó el cambio fue la osadía y sinvergüenza de políticos corruptos de los partido Nacional y Liberal involucrados en el narcotráfico”.

El sociólogo recordó que históricamente Cortés ha sido liberal y no vive directamente de la política como Tegucigalpa.

“Muchos de estos eran parte del “Melismo”, y por tanto siguieron a Mel -Zelaya- cuando el golpe de Estado y formaron junto a muchos de la UD. Los liberales no perdonan haber dado un golpe de Estado entre liberales. Y muchos prefieren no votar o votar por Mel. Como forma de castigo a los que controlan el poder en el Partido Liberal. Votaron por Libre todos aquellos que no quieren más nacionalistas: entre ellos los jóvenes, los adultos de Libre y Liberal, UD y Nasralla generó que jóvenes indecisos votaran por primera vez”, finalizó.

El economista Carlos Urbizo enfatizó que el departamento de Cortés ha sido Liberal, pero dado el fraccionamiento de ese partido, le sucedió el partido Libre y el pueblo votó por Libre, sin necesariamente ser partidario o simpatizante de ellos, como una protesta en contra del Partido Nacional.

$!La poca respuesta tras Eta y Iota, clave en votos de Cortés

“En relación con el impacto económico, es muy temprano para predecir. Desconocemos qué políticas monetarias, fiscales, y económicas van a aplicar. Creo que los empresarios fuertes ven con alguna aprehensión que pueda tomar acciones que no sean de su parecer. Ella ha manifestado ser socialista, pero no sabemos cómo va aplicar esa ideología. Hay muchas variantes desde leyes que supuestamente benefician a los trabajadores, pequeños negocios, y los pobres hasta la nacionalización y la estatización de los medios de producción”, argumentó.

La diputada de Libre Patricia Murillo dijo que el latrocinio de los fondos públicos y el mal manejo por las catástrofes fueron razones que impulsaron el cambio. Los jóvenes que han vivido la falta de trabajo fueron clave en las votaciones.