Más noticias

Estados Unidos sigue “de cerca” los resultados de las elecciones en Honduras

Sobre estos datos, Jalina Porter dijo que EE.UU. felicita al pueblo hondureño “por la alta participación y la activa participación de la sociedad civil en las elecciones”.

Washington, Estados Unidos

Estados Unidos pidió este lunes “calma y paciencia” en el escrutinio de votos de las elecciones generales de Honduras, en las que la candidata presidencial del partido Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro, sigue aventajando en los resultados preliminares al oficialista Nasry Asfura.

En una rueda de prensa, la portavoz del Departamento de Estado, Jalina Porter, aseguró que EE.UU. está siguiendo “de cerca” los resultados de los comicios en Honduras e instó a la “calma y paciencia” mientras el Consejo Nacional Electoral (CNE) hondureño sigue con el conteo de votos.

Castro supera casi por 20 puntos al oficialista Asfura, del Partido Nacional, según el informe preliminar del CNE sobre las elecciones generales del domingo de las que va el 51,45 % escrutado, aunque todavía las autoridades no la han proclamado como ganadora de los comicios.

Además, de los comicios resalta la alta participación de votantes en las urnas con el 68,09 % de un padrón electoral de 5,1 millones de personas, en un país con 9,5 millones de habitantes.

Sobre estos datos, Porter dijo que EE.UU. felicita al pueblo hondureño “por la alta participación y la activa participación de la sociedad civil en las elecciones”.

En caso de vencer finalmente las elecciones, Castro, esposa del expresidente Manuel Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009 cuando promovía reformas constitucionales desoyendo impedimentos legales, se convertiría en la primera mujer en presidir el país y significaría el regreso de la izquierda al poder.

”Dejaron claro que sus aspiraciones son de progreso, y Estados Unidos renueva su compromiso de acompañar ese progreso al próximo gobierno de Honduras”, agregó Porter al respecto.

La amplia ventaja de Castro ante Asfura hizo desaparecer el fantasma de la violencia, a lo temían muchos sectores de Honduras después de las elecciones, porque existía la idea que ninguno de los dos aceptaría el triunfo del otro.

El miedo a la violencia obedecía a la que se produjo después de las elecciones de noviembre de 2017, cuando Hernández fue reelegido mediante un “fraude”, según las principales fuerzas de oposición. EFE