03/07/2022
03:45 PM

Más noticias

Honduras va a elecciones con 70% de votantes menores de 39 años

Desde 1981 los hondureños han elegido a nueve presidentes por medio del sufragio. Mañana escogerán al décimo presidente por un período de cuatro años.

SAN PEDRO SULA. Por undécima vez, desde que el país abandonó las dictaduras militares y entró en la era democrática, los hondureños asistirán este domingo a las urnas para elegir al sustituto de Juan Orlando Hernández, quien ha gobernado en los últimos ocho años.

El 29 de noviembre de 1981, los hondureños eligieron como primer presidente constitucional a Roberto Suazo Córdova para el cuatrienio 1982-1986. En esa ocasión, según el padrón electoral del Registro Nacional de las Personas (RNP), estaban convocados cerca de 1.6 millones de mayores de 18 años.

Desde entonces, en 40 años, dirigieron el país, desde diferentes casas presidenciales en Tegucigalpa, además de Suazo Córdova, José Simón Azcona (1986-1990), Rafael Leonardo Callejas (1990-1994), Carlos Roberto Reina (1994-1998), Carlos Flores (1998-2002), Ricardo Maduro (2002-2006), Manuel Zelaya (2006-2009), Roberto Micheletti (2009-2010, de facto), Porfirio Lobo Sosa (2010-2014) y Juan Orlando Hernández durante dos períodos consecutivos (2014-2018 y 2018-2022). Para mañana, según el censo electoral definitivo, están convocados 5,182,436 de hondureños (3.6 millones más que en las elecciones de 1981) a ejercer el sufragio domiciliario en 5,755 centros de votación bajo la responsabilidad de 18,293 juntas receptoras, según el Consejo Nacional Electoral (CNE). De manera directa, es decir, marcando las tres papeletas que le entregarán al ciudadano las juntas receptoras, los hondureños elegirán un presidente, tres designados presidenciales, 128 diputados al Congreso Nacional, 298 alcaldes y corporaciones municipales y de manera indirecta, 20 diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Datos

14 partidos y movimientosA diferencia de la papeleta presidencial, en la cual participan 15 partidos y movimientos, en la de diputados participan 14. En esta está incluido el Pinu.

El Pinu. En la papeleta presidencial el Pinu y Partido Salvador de Honduras figuran como Unión Nacional Opositora de Honduras.

Para Andrea Vilches, directora de proyectos de la organización El Milenio Honduras, las elecciones generales de mañana son sumamente importantes porque el nuevo “Congreso Nacional escogerá los 15 magistrados, aprobará el Plan Nacional de Desarrollo, elegirá al Comisionado Nacional de Derechos Humanos, elegirá al Fiscal de la República”.

“Nuestra Constitución política nos dice en el artículo 44 que el sufragio es un derecho y una función pública, es universal, obligatorio, igualitario, directo, libre y secreto. Asimismo, es importante destacar el hecho que es el único deber y derecho que tenemos como hondureños en nuestras leyes y más allá de lo que dictan nuestros legisladores, es importante conocer qué es lo que está en riesgo en estas elecciones”, dijo Vilches. Desde el punto de vista de esta líder juvenil, “es importante que reconozcan que los jóvenes no son una minoría, sino un grupo importante capaz de decidir unas elecciones”.

“Tenemos que votar no solo esperando un resultado de un partido político, sino que pensando que primero es Honduras, segundo es Honduras y tercero es Honduras. Hay que elegir sabiamente y comprender los distintos planes de gobierno de los distintos partidos políticos, qué propuestas tienen y conocer cómo funciona el cociente electoral”, dijo.

Vilches le recomienda a la población joven, más allá de votar, participar como veedores de las elecciones, participar en las juntas receptoras de votos y propiciar condiciones para que las votaciones “sean una fiesta cívica” en paz y sin los disturbios que en procesos anteriores sucedieron y golpearon a la economía.

Efectivamente, de los 5.1 millones llamados a las urnas, cerca de 3.4 millones (70%) tienen edades comprendidas entre los 18 y 39 años de edad.

Son ciudadanos que nacieron dentro de la democracia, hijos de padres que vivieron momentos aciagos por los nefastos golpes militares.

3 claves históricas

Más de 80 presidentes en dos siglos de república.Desde 1824, cuando Dionisio de Herrera se proclamó primer jefe de Estado, Honduras ha sido dirigido por más de 80 políticos, incluidos militares que llegaron al poder por diferentes vías, no siempre a través de las urnas. Dionisio de Herrera estuvo tres años como mandatario. Fue destituido por una insurrección de conservadores de Guatemala.

Liberales, conservadores e independientes. En la década de 1820, los políticos de Honduras y del resto de Centroamérica, motivados por la Revolución Francesa, se agrupaban en distintas vertientes políticas. Liberales, conservadores e independientes buscaban el poder para hacer prevalecer su pensamiento político para propiciar cambios en un sistema republicano en proceso de formación.

Francisco Morazán, el tercer presidente .Tras ocupar el cargo de Herrera, el militar José Justo Milla estuvo dos años en el poder hasta ser derrotado por el general Francisco Morazán en la Batalla de la Trinidad. Así fue, como, de facto, Morazán fue el tercer jefe de Estado. Además, gobernó la República Federal de Centroamérica entre 1830 y 1839. En 1842 fue fusilado en Costa Rica.

A juicio de Carlos Urbizo Solís, uno de los economistas de mayor renombre en Honduras, estas elecciones “han despertado el entusiasmo de las personas y tienen unas diferencias importantes: hay dos contendientes importantes que representan dos ideologías muy distintas: uno representa la ideología conservadora, que no tiene ningún estigma, solo tiene una forma diferente de ver las funciones del Gobierno (como un gobierno pequeño, que no estorbe, que facilite a las personas y empresas desarrollarse con su propio esfuerzo) y por el otro lado, una ideología de tipo socialista que fundamentalmente presenta un plan en el cual el Gobierno le resuelve los problemas a las personas, un Gobierno asistencialista con programas de tipo social, está enfocado en lo que el Gobierno puede hacer por la gente y no lo que la gente puede hacer por el país”.

Para celebrar esta contienda, hay 15 candidatos a la Presidencia. Sin embargo, no todos buscan realmente el Poder Ejecutivo.

La mayoría va tras cuotas de poder, uno, específicamente el de la Unión Nacional Opositora de Honduras (Unoh), figura (solo su nombre, sin fotografía) en la papeleta por trámite porque el candidato, Salvador Nasralla, renunció a su aspiración en octubre pasado para establecer una alianza de hecho con Xiomara Castro, candidata de Libre.

Pero notoriamente la Presidencia es disputada con mayores probabilidades por Castro y Nasry Asfura del Partido Nacional, organización política que ha gobernado durante 12 años con tres períodos administrativos.

Urbizo Solís espera que el nuevo presidente indistintamente del partido al cual pertenezca busque “un gobierno de coalición” para evitar el autoritarismo en el cual están cayendo las democracias.

“No importa quién sea el presidente, lo que importa es que un partido político no tenga la mayoría de diputados en el Congreso. Si evitamos que tengan mayoría, los obligaremos a negociar, como dicen vulgarmente, por los mejores intereses de la patria. Angela Merkel, canciller de Alemania por 16 años, quien llegó a ser una mujer famosa y efectiva, nunca tuvo mayoría en el Parlamento. Nunca pasó del 33%, 34%, entonces se vio obligada a tener gobiernos de coalición y negociaron siempre por los intereses de Alemania.De ahí que Alemania sigue teniendo un poderío en el mundo entero”, dijo.

“Lamentablemente Honduras siempre queda peor que antes, los aparentes progresos son para una porción muy pequeña de la población . El perfil de Honduras es trágico, da tristeza porque es un perfil de pobreza y desempleo masivo”, destacó el economista.

Por primera vez en la historia democrática de Honduras, más de 10,000 personas aspiran a un cargo de elección popular. Solo para diputados, los 15 partidos y movimientos postulan a 1,920 personas.