Tegucigalpa. Rubén Darío Pacheco Pereira, quien se ha convertido en el potencial alcalde electo del municipio de Quimistán, Santa Bárbara, ganó la alcaldía haciendo su campaña mediante las redes sociales de Facebook y Zoom.

El aspirante a alcalde y ahora virtual ganador, está en el exilio, obligado por razones de seguridad personal. Por circunstancias de la vida y por su actividad ligada con la defensa de los recursos naturales de su amado Quimistán, Rubén salió huyendo del país tras sufrir tres atentados.

“Después del proceso general de 2017 en el que la población se volcó (a protestar) a las calles, a mediados de enero del 2018 todavía la gente estaba protestando; ahí yo recibí la primera amenaza. Me interceptó un vehículo y me dijeron que cuidado organizaba para el siguiente día, que me iba a pasar algo malo”, contó.

“Me señaló con el dedo un individuo encapuchado, luego de eso nos alcanzó un vehículo, él se subió y salieron huyendo”. El incidente se dio en la carretera de Pinalejo hacia el casco urbano de Quimistán.

En marzo de ese mismo año, Rubén fue objeto de un nuevo atentado, dos meses después una motocicleta le dio persecución, gracias a la Policía que lo resguardaba, por tener medidas de protección, que impidió que el sicario actuara en ese momento; eso le acabó de confirmar sus presunciones de que lo que buscaban era matarlo.

“La motocicleta nos hizo cambio de luces, yo me desesperé, me metí a una gasolinera, el tipo venía con un fusil en el pecho”.

En 2020, el abogado de profesión decidió dejar el país para evitar un mal mayor y se estableció en la ciudad de Tampa, Florida.

Meses después, su equipo de trabajo político que dejó en Quimistán le propuso lanzarse como alcalde. Ganó las elecciones internas con el 92% de los votos por el Partido Libertad y Refundación (Libre) y después de 40 años de mandato nacionalista en ese pueblo, Rubén Darío se ha convertido en el nuevo alcalde de Quimistán.