01/03/2024
01:30 AM

“El Tigre” Bonilla cumplirá arresto preventivo en el Primer Batallón de Infantería

La audiencia de evacuación de medios de prueba se fijó para el 8 de abril a las 10:00 am.

Tegucigalpa, Honduras.

Tras una larga audiencia de información, el magistrado José Olivio Rodríguez, designado como el juez natural, determinó que el exdirector de la Policía Nacional, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla, cumpla la medida de arresto preventivo en el Primer Batallón de Infantería.

El juez le dio conocer, en compañía de sus abogados defensores, los cargos de los cuales se le acusa, los cuales están relacionados con narcotráfico y uso de armas. También definió la audiencia de evacuación de medios de prueba para el 8 de abril a las 10:00 am.

A través de un fuerte dispositivo de seguridad, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla fue trasladado esta mañana desde las instalaciones de Fuerzas Especiales hasta la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

CARGOS

1. Conspirar para importar cocaína hacia los Estados Unidos.

2. Usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos durante y en relación con, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos para fomentar la conspiración de importación de cocaína.

3. Conspirar para usar y transportar ametralladoras y dispositivos durante y en relación con, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos para promover la conspiración de importación de cocaína.

Pese a que la audiencia de información se programó para las 10:00 am, el exjefe policial fue movilizado desde temprano mediante rigorosas medidas de seguridad.

Del cuartel de Fuerzas Especiales se comenzó a escuchar de forma intensa el ruido de las sirenas mientras salían múltiples vehículos blindados y policías fuertemente armados custodiando el traslado de Juan Carlos Bonilla. Este operativo de seguridad es muy similar al usado para trasladar en su momento al expresidente Juan Orlando Hernández, con la única diferencia que no se utilizaron helicópteros de la Policía Nacional para dar seguimiento aéreo.

El recorrido de “El Tigre” Bonilla duró menos de 30 minutos desde Fuerzas Especiales hasta la Corte, donde desde horas tempranas se alistaban todas las medidas para recibir al exjefe policial. “El Tigre” Bonilla permaneció durante largo tiempo dentro de una camioneta sobre el predio judicial debido a que desde las 8:00 am hubo una interrupción de energía programada durante ocho horas por parte de la Empresa de Energía Honduras (EEH).

Melvin Duarte, portavoz del Poder Judicial, informó que debido al corte de fluido eléctrico, el juez determinó que la audiencia se realizara a partir de las 11:00 am en el Fuerte General Cabañas, donde hay un juzgado con jurisdicción nacional para delitos de criminalidad organizada.

”La CSJ tiene su planta eléctrica, pero no había capacidad para brindar asistencia a todas las salas que operan dentro, así como el funcionamiento del equipo de sonido, grabación e informático que aplica en estos casos. El juez se desplazó con su equipo y la logística correspondiente al Fuerte Cabañas para llevar a cabo la audiencia”, declaró Duarte.

Fue hasta a eso de las 2:30 pm que el vocero de la CSJ informó sobre el cambio de lugar donde deberá permanece el exjefe policial mientras se llega la fecha de la siguiente audiencia. Bonilla Valladares será sometido a un fuerte resguardo policial en los alrededores del Primer Batallón de Infantería.

El traslado se hizo mediante fuertes anillos de seguridad en la capital hondureña.

El exdirector de la Policía de Honduras, pedido en extradición por Estados Unidos, fue capturado ayer miércoles, señalado de ser quien “supervisaba” operaciones de narcotráfico.

Bonilla fue presentado ante los periodistas custodiado por un pelotón de agentes y esposado y con cadenas en pies y manos. Llevaba tapaboca y vestía un traje deportivo y gorra.

Luego de la presentación, el exdirector policial fue trasladado a la sede de las Fuerzas Especiales de la Policía conocida como Los Cobras, donde también está recluido el expresidente Hernández.

Momento en que Juan Carlos Bonilla fue presentado por las autoridades policiales.

El ministro de Seguridad, Ramón Sabillón, anunció que Bonilla iba a ser presentado hoy jueves ante el juez en la primera audiencia y que la Policía tenía en su poder otras órdenes de captura vinculadas al caso, pero rehusó dar más detalles.

La semana pasada la cancillería informó en un tuit haber enviado a la Corte Suprema de Justicia “la solicitud oficial de los Estados Unidos de América, del arresto provisional para la extradición de cuatro ciudadanos hondureños”, pero no brindó los nombres “por razones de seguridad”.

Relacionada: El Tigre Bonilla, de “policía rudo” a extraditable por narcotráfico

Bonilla, director de la Policía entre 2012 y 2013, había sido mencionado como “co-conspirador” de narcotráfico del exdiputado Juan Antonio “Tony” Hernández, en un juicio en el que el hermano del expresidente Hernández fue condenado en marzo de 2021 a cadena perpetua en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

Desde mayo de 2021 se había informado que Estados Unidos había solicitado la extradición de Bonilla por las menciones en los procesos de Nueva York; sin embargo, Bonilla negó en aquel entonces los cargos que le fueron atribuidos por el fiscal de Manhattan, Geoffrey Berman.

“Juan Carlos Bonilla Valladares, exjefe de la Policía Nacional de Honduras, presuntamente abusó de sus puestos en la policía hondureña para burlar la ley y desempeñar un papel clave en una violenta conspiración internacional de tráfico de drogas”, indicó el fiscal federal el 30 de abril del 2020.

El ministro Sabillón agregó que Bonilla también está acusado del uso de armas de fuego para transportar drogas.

Supervisó cargamentos

“Como se alega, en nombre el excongresista hondureño ´Tony´ Hernández y su hermano, el Presidente, Bonilla Valladares supervisó el trasbordo de cargamentos de varias toneladas de cocaína con destino a Estados Unidos”, subrayó Berman en aquel entonces.

Bonilla Valladares, que ejerció el cargo de jefe de la Policía Nacional entre 2012 y 2013, ha negado la acusación y en abril de 2020 dijo a un canal de la televisión hondureña, que estaba dispuesto a presentarse a cualquier parte que lo llamen para demostrar que es inocente de los cargos que le imputa la Fiscalía de Nueva York.

Señaló además que las acusaciones en Nueva York podrían ser una venganza de Alexander Hernández, quien fue testigo ante la Fiscalía de Nueva York, en el juicio contra “Tony” Hernández.

En tanto, el exmandatario Hernández también fue solicitado en extradición por Estados Unidos el pasado 14 de febrero. Inmediatamente la vivienda del expresidente fue rodeada por policías y fue arrestado un día después.

Hernández fue esposado y llevado a una sede policial, de donde fue transportado a una audiencia judicial en la que se determinó que permaneciera en prisión a la espera de la decisión sobre su extradición. Deberá comparecer el 16 de marzo a la segunda audiencia.

En una “carta abierta”, Hernández reiteró su rechazo a los cargos al criticar que la decisión se tomó basados en “reportes de medios de comunicación y además de declaraciones de narcotraficantes y asesinos confesos” que fueron extraditados por su gobierno.

“Durante mi administración se redujo en un 83% el tránsito de droga por Honduras, pasando de 87% antes de que asumiera el cargo, en el 2013, a solo 4% en 2020”, aseveró.

La presidenta Xiomara Castro, quien asumió el pasado 27 de enero en reemplazo de Hernández, prometió combatir la corrupción y el narcotráfico, para lo cual ha recibido el respaldo de Estados Unidos. La vicepresidenta Kamala Harris asistió a la toma de posesión.