21/06/2022
07:31 PM

Más noticias

El 17 de mayo leerán fallo de Marco Bográn y Alex Moraes por caso hospitales móviles

Están acusados de delitos asociados con fraude y violación de los deberes de los funcionarios.

Tegucigalpa, Honduras.

El Tribunal de Sentencia en materia de corrupción programó para el martes 17 de mayo a las 10:00 am la lectura del fallo del juicio oral y público contra Marco Bográn y Alex Moraes, exdirectivos de Inversión Estratégica Honduras (Invest-H).

Ambos están acusados de dos delitos de violación de los deberes de los funcionarios y dos delitos de fraude por el caso de la millonaria compra de los siete hospitales móviles que Honduras adquirió durante 2020 para contrarrestar los efectos de la pandemia del covid-19, pero que finalmente no fueron utilizados.

Carlos Silva, portavoz del Poder Judicial, informó que “los magistrados resolvieron un recurso de amparo interpuesto por la defensa de Marco Bográn en contra del auto de formal procesamiento y la medida de prisión preventiva, el cual no fue otorgado, por lo tanto solo restaba la lectura del fallo”.

Silva detalló que durante todo el proceso fueron evacuados medios probatorios documentales, testificales y periciales, en tanto, considerando los espacios de agenda de los jueces y de las partes procesales, se determinó fijar la lectura del fallo para el siguiente martes.

Este es el caso de corrupción más grande durante la pandemia en Honduras, donde con el dinero de la población se compraron siete hospitales móviles por un valor arriba de los 1,000 millones de lempiras. El requerimiento fiscal se giró en abril de 2021 y al menos 80 medios de prueba fueron admitidos entre ambas partes para el desarrollo de este juicio.

Julio Ramírez, abogado de uno de los imputados, declaró hace unos meses que “esperamos que se haga la correcta aplicación de la justicia, entiendo que hubo una presión en la acusación debido al momento crítico que se atravesaba, aunque quisiera pensar que eso no influyó. La acusación no pone en análisis la verdadera conducta, hay una exageración y lo vamos a demostrar en el juicio”.

Fue entre marzo y abril de 2020 cuando Bográn y Moraes compraron siete hospitales móviles “de manera directa y fraudulenta”, con Axel Gamaliel López (guatemalteco), representante Legal de HospitalMoviles.com y Elmed Medical Systems INC, pagando de manera anticipada el 100% del precio y a 47.5 millones de dólares, según el Ministerio Público.

Relacionada: Varios años tardará la recuperación del dinero de los hospitales móviles

La Fiscalía señala que Marco Antonio Bográn Corrales y Alex Alberto Moraes Girón, con violación a los principios fundamentales de la contratación pública contenidos en el ordenamiento jurídico hondureño, realizaron la compra de dichos hospitales de manera directa y fraudulenta con el imputado Axel López.

El costo de las siete unidades móviles y sus plantas de tratamiento fue sobrestimado a 47,512,564.00 lempiras, equivalente en lempiras a a 1,174,517,764.33.

Los hospitales móviles se trajeron desde Turquía. Costaron casi 48 millones de dólares.

“La compra se hizo al margen de lo que establece la Ley, según contraste de oferta y de proveedores, sin garantías de calidad, sin garantía de cumplimiento, sin mantenimiento de oferta, sin un plazo fijo de instalación, sin observar la garantía de pago anticipado y sin previa autorización del Consejo Directivo de Invest-H”, precisó el ente acusador del Estado.

Los informes biomédicos confirmaron que el equipo no solo está sobrevalorado, sino que no cumplen la función de poder ser útil para atender pacientes de covid-19, debido a que tiene problemas de diseño y equipamiento, porque hay equipo vencido, usado y alguno incluso en mal estado o disfuncional.

Se dijo que el proveedor no tenía la capacidad técnica para construir, fabricar y equipar este tipo de hospitales. Por otro lado, extrañamente se pagó el 100% de lo que esta compra representaba.

Personal del departamento de adquisiciones de Invest-H, que testigos del MP, advirtió sobre el peligro de concretar la compra, puesto que no se tenía mayor información sobre ese proveedor y que en razón de los montos era un gran riesgo que los llevaría a serios problemas, a lo que la alta gerencia hizo caso omiso, es más, se les llamó fuertemente la atención por hacer preguntas sobre garantías y especificaciones técnicas en un chat de mensajería móvil que se había creado junto al proveedor Axel Gamaliel López Guzmán.

Con las pericias se pudo determinar que Marco Bográn ya había tenido comunicaciones previas con Axel López antes de que la Secretaría de Salud le enviara oficio de solicitud de compra de hospitales de aislamiento.

Los hospitales móviles no han prestado un genuino servicio a la población, contrario a ello, su adquisición provocó un enorme daño para la salud y el patrimonio público.

Por todo lo anterior, el Ministerio Público buscará obtener la primera condena contra Marco Bográn en su condición de director ejecutivo de Invest-H, y en contra de Alex Moraes, gerente administrativo, causa en la que también se acusó a Axel Gamaliel López Guzmán por dos delitos de fraude a título de cooperador necesario y a quien meses atrás se le aseguraron más de 100 millones de lempiras en una cuenta bancaria en Estados Unidos.

Axel López ya tiene orden de captura con alerta roja internacional. La Fiscalía hondureña mantiene abiertas otras líneas de investigación sobre estos hechos a efecto de establecer la participación y responsabilidad de otras personas en el caso hospitales móviles, por lo que no se descartan más requerimientos fiscales.