26/09/2022
12:14 AM

Más noticias

Critican abstención de Honduras en resolución de la OEA sobre presos políticos en Nicaragua

Suyapa Figueroa, diputada del PSH, sentenció que el gobierno de Nicaragua, que dirige Daniel Ortega, “es dictatorial y violador de derechos humanos”.

Tegucigalpa, Honduras

La diputada del Partido Salvador de Honduras (PSH), Suyapa Figueroa, cuestionó en las últimas horas la decisión del Gobierno de Honduras de abstenerse en una resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) en petición para la liberación de presos políticos en Nicaragua.

La congresista hondureña comparó que en Honduras se promulgó una amnistía para presos políticos, la cual cuando fue aprobada por el oficialismo en el Legislativo, se justificó persecución luego de los acontecimientos del 28 de junio de 2009, situación que derivó en la salida forzada del poder del expresidente Manuel Zelaya Rosales.

“Incoherencia es promulgar una amnistía para presos políticos en Honduras, pero abstenerse de votar a favor de una amnistía para presos políticos en el territorio nicaragüense”, fustigó la parlamentaria del PSH en una publicación en redes sociales.

Asimismo, Figueroa, que antes de resultar electa diputada fungió como presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), sentenció que el gobierno de Nicaragua, el cual dirige el cuestionado mandatario Daniel Ortega, “es dictatorial y violador de derechos humanos”.

Resolución de la OEA sobre presos políticos en Nicaragua

El pasado viernes, la OEA condenó a Nicaragua por “el hostigamiento” a la Iglesia católica y la persecución de la prensa y las oenegés y exigió al gobierno de Daniel Ortega que libere a los presos políticos.

En una sesión extraordinaria, el Consejo Permanente, el órgano ejecutivo de la organización, adoptó la resolución sobre la situación en Nicaragua por 27 votos a favor de los 34 miembros activos, uno en contra (San Vicente y las Granadinas) y cuatro abstenciones (Bolivia, El Salvador, Honduras y México).

Hubo dos delegaciones ausentes: la de Nicaragua, como era de esperar, y la de Colombia, gobernada desde el domingo por el presidente izquierdista Gustavo Petro.