29/02/2024
01:30 AM

Dinaf ha asistido a 269 niñas víctimas de abuso sexual

  • 13 marzo 2019 /

Los menores abusados sexualmente son alojados en un centro de paso por 72 horas.

    Tegucigalpa, Honduras.

    La Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), asegura que desde el momento en que tienen conocimiento de que un menor está siendo víctima de abuso sexual o de actos de lujuria, se establecen mecanismos de protección y dan acompañamiento psicológico a los menores víctimas.

    Esta institución dice que hay un trabajo coordinado con el Ministerio Público, lo que permite que se persiga el delito y los agresores.

    Hay normas establecidas para el tratamiento de las víctimas de abusos. Como medida de protección se separan a los menores solo en aquellos casos en los que el agresor es parte de la familia nuclear, o persona cercana al núcleo familiar”, explicó Keyla Herrera, jefa regional de la oficina centro oriente de l a Dinaf.

    La funcionaria explica que no pueden permitir que el niño que ha sido víctima de abuso sexual esté o siga conviviendo con el agresor en el mismo espacio físico mientras la Fiscalía todavía realiza investigaciones.

    LEA: “LA PRENSA pone en perspectiva la problemática de abusos en niñas”

    “Nuestra obligación es sacar en este caso a la niña, al niño o adolescentes de ese entorno de riesgo y de peligro y proporcionarle un espacio más seguro donde no sea manipulado, intimidado o amenazado y que impida su declaración en el proceso”, explicó Herrera.

    La jefa regional explica que si los menores son retirados de su entorno, son ingresados a un centro de paso por 72 horas.

    En ese lugar reciben atención integral, mientras se analizan las alternativas para que pueda ser ubicado en un núcleo familiar, con su familia extendida, o con las personas que él se sienta seguro. A la fecha han asistido a 269 menores de la región centro-oriente en un período de tres años entre 2015 y 2018.

    Cuando no se encuentran opciones es cuando la Dinaf acude a familias solidarias o sustitutas y es hasta en última instancia que analiza que el menor pueda ser ubicado en un centro de protección.