11/04/2024
08:16 PM

De los cuatro puertos donde estuvo el café, solo Cortés está certificado

El Gobierno de Honduras anunció que llegará al fondo del caso.

Puerto Cortés, Honduras.

El mismo cartel sudamericano que envió 690 kilos de cocaína a Algeciras, Cádiz, España, a finales de 2018, utilizó el contenedor de café hondureño para introducir la misma droga en Italia a mediados del mes pasado.

El 19 de septiembre de 2018, la Agencia Tributaria de España intervino un contenedor en el puerto de Algeciras en el cual encontró 24 bolsas deportivas de color negro que contenían paquetes verdes de cocaína con la marca DG enviados desde un puerto de Sudamérica.

El 15 de enero de 2019, Agentes de la Policía Nacional de España, Agencia Tributaria y la Guardia de Finanzas de Italia, incautaron en el puerto de Livorno “643 kilogramos de cocaína ocultos entre mercancía legal de café” dentro de 23 bolsas negras. Estos paquetes, también verdes, estaban rotulados con las letras DG.

Colaboración
Estados Unidos le ofrece ayuda a Honduras para investigar el caso del contenedor de café que transportó droga.

LEA: Droga incautada en cargamento con café hondureño vale 148 millones de dólares

Coca incautada en España en 2018.

Las autoridades hondureñas, luego de demostrar que la cocaína incautada no salió de Honduras, realizan una investigación de manera conjunta con otros países para identificar el lugar donde los narcos contaminaron el contenedor de café.

“Tenemos información de dónde pudo haberse originado, hay una investigación en curso en otro país y nosotros no queremos dar información que pueda entorpecer la investigación. En otra ocasión, uno de los contenedores revisados en Europa tenía los mismos sacos negros con letras parecidas”, dijo Luis Suazo, viceministro de Seguridad, a Diario LA PRENSA.

Suazo aclaró que Honduras “no puede decir cuál es el origen del cartel porque son organizaciones transnacionales” y reiteró que “la droga no salió de Honduras”.

“Estamos en contacto con autoridades de Colombia, Costa Rica, apoyándonos unos a otros para establecer lo que pasó”, dijo Suazo.

LEA: Italia decomisa casi 650 kilos de cocaína en cargamento de café de Honduras

Reunión en el puerto.

Suazo; María Antonia Rivera, designada presidencial; José Isaías Barahona, vicecanciller; Eny Bautista, comisionada de Coprisao y otros funcionarios visitaron la Operadora Portuaria Centroamericana (OPC) para inspeccionar la tecnología de detección, como rayos gamma, cámaras de seguridad y básculas empleadas en la terminal de contenedores.

Italia logró hacer el decomiso de la droga recientemente en el que se aprecian las mismas iniciales.

Al concluir, el vicecanciller Barahona le dijo a LA PRENSA que “el Gobierno de Honduras, por medio de sus instituciones de investigación está haciendo contacto por medio de Interpol y otros mecanismos para obtener datos precisos sobre el tránsito de este contenedor”. “Tenemos comunicación apropiada, tenemos respuesta correcta de esos Gobiernos y sus instituciones que tienen que ver con este tipo de investigaciones. No podemos comentar al respecto porque hay una investigación en curso”, dijo.

El contenedor, según los registros de OPC, salió de Honduras con 19,735 kilos netos de café oro lavado, pero en Italia las autoridades detectaron un peso adicional de 643 kilogramos en paquetes de coca.

Después de salir de Puerto Cortés, la madrugada del 23 de diciembre en el barco As Palina de bandera libanesa, el contenedor de café llegó al Puerto de Moín, Costa Rica (permaneció 48 horas), después pasó al Puerto Turbo de Cartagena, Colombia (estuvo 48 horas) y luego a Pointe-a-Pitre en la Isla de Guadalupe. Llegó a Algeciras, España, en un buque de bandera portuguesa y finalmente a Livorno.

Autoridades del Gobierno inspeccionaron ayer la tecnología empleada en la OPC.

Al concluir la inspección en la OPC, los funcionarios ofrecieron una conferencia de prensa en la cual destacaron que de los cuatro puertos caribeños relacionados con el contenedor, solamente Puerto Cortés está respaldado con un certificado de seguridad de Estados Unidos.

“La tecnología que tiene OPC certifica que no hubo irregularidades en Honduras. Esta tecnología es operada por autoridades de Marina Mercante, Aduanas, Empresa Nacional Portuaria, OPC y de CSI (Container Security Initiative)”, dijo Rivera.

Antes de que funcionarios visitaran la central de contenedores de Puerto Cortés, el presidente Juan Orlando Hernández advirtió que van “a llegar al fondo de esto, es la imagen de Honduras y del café que está en juego”.

“Hay un proceso de investigación que los protocolos que tiene Puerto Cortés son certificados internacionalmente a través de la iniciativa Puerto Seguro”, dijo. “Se trabaja con otros países y EUA con cada uno de estos procedimientos, por tanto, yo espero que tengamos unas conclusiones definitivas”. La encargada de Negocios de la embajada de Estados Unidos en Honduras, Heide Fulton, manifestó ayer que confía en los procedimientos empleados en Puerto Cortés.

“Yo tengo confianza en los procesos de seguridad establecidos en el puerto. Hay un sistema muy riguroso de inspecciones, tenemos confianza en las operaciones”, señaló.

Fulton, quien ha visitado la terminal de contenedores, dijo que ha visto el profesionalismo de las operaciones.

“No puedo hablar sobre las investigaciones que están en proceso, pero mi punto es que hay una operación muy fuerte de inspecciones, hay un régimen muy fuerte y vamos a seguir con la investigación para entender lo que pasó”, explicó.