San Pedro Sula, Honduras.

Las autoridades de la Región Metropolitana de Salud continúan haciendo énfasis en la importancia de aprovechar la jornada de vacunación contra el virus del papiloma humano para niñas de 11 años.

Estudios han revelado que con la aplicación de las dos dosis de la vacuna se previene el cáncer de cérvix en un 70%, lo que significaría una reducción en el número de casos a 421 al año.

“Esta semana se continuará con las jornada de vacunación en escuelas públicas y privadas, además nos aseguraremos de llevar los contactos como número de teléfono de los padres y dirección para dar el seguimiento y asegurarnos de aplicar la segunda dosis en noviembre para que la vacuna tenga la efectividad esperada”, indicó Lorena Martínez, directora de la Región de Salud.

Para aplicar la vacuna a las niñas, es necesaria la autorización de los padres.

“Si por algún motivo alguna niña no fue a la escuela el día de la vacuna, puede ir al centro de salud de su comunidad para aplicársela, la vacuna es gratuita y el beneficio es para la vida de la menor”, concluyó Martínez.

El objetivo en San Pedro Sula es llegar a más de 7,800 niñas, de las cuales ya se alcanzó el 30%.

“Con la vacuna reducimos las muertes por cáncer de cervix en un 60%, lamentablemente somos el país centroamericano con más muertes por esta causa y es lo que se quiere evitar con la incorporación de esta vacuna al esquema nacional de vacunación”, expresó Yolani Batres, ministra de salud.

Cada dosis tiene un costo de L 2,500 en clínicas privadas.