24/07/2024
08:47 AM

Comisión pide a Corrales facilitar archivos que tiene en su poder

  • 02 mayo 2016 /

Tegucigalpa, Honduras.

Arturo Corrales Álvarez, exsecretario de Seguridad, compareció ayer ante la Comisión Especial de Depuración de la Policía Nacional, pero no entregó los archivos digitalizados de los miembros de la carrera policial como se esperaba y únicamente se limitó a decir que la información se encontraba disponible en el momento que necesitaran hacer uso de ella.

Tampoco supo explicar con claridad si en esos archivos se encuentra el expediente de Juan Carlos el “Tigre” Bonilla, exdirector general de la Policía, cuya hoja de servicio se encuentra extraviada, según confió a LA PRENSA uno de los miembros de la Comisión de Depuración.

A Corrales lo convocó el grupo de notables para que proporcionara información de los procesos y levantamiento de documentación física y electrónica de toda la fuerza policial que se realizó durante su gestión al frente de esa dependencia del Estado. Entre 2013 y 2014, Corrales ordenó una digitalización de todos los expedientes de los elementos policiales con el fin de reconstruir algunos documentos que estaban incompletos.

En ese periodo se realizaron al menos cinco censos de la fuerza policial por medio de su empresa Ingeniería Gerencial que se guardaron en una base datos digital que quedó en su poder. Dicha información contenía datos de turnos, planillas auxiliares, acuerdos de asignación, acuerdos de nombramiento del personal, rol diario del personal e inventarios de la Policía Nacional.

Además, contenía un patrón fotográfico de al menos 10,000 policías y unas 12,000 validaciones de acuerdos de asignación.

No llevó nada

Durante su exposición ante los notables, el exfuncionario adujo que se trata de información muy confidencial que solo puede entregarla en presencia de un perito y un fiscal del Ministerio Público.

Sin embargo, tampoco supo explicar por qué motivos esa información sigue estando en su poder, aun cuando ya no es funcionario público y que vacó como secretario de Seguridad desde diciembre de 2014. La Comisión de Depuración convocó la semana anterior a Corrales, a María Luisa Borjas, exjefa de Asuntos Internos, quien estaba citada el jueves anterior, pero no se presentó, y a Juan Carlos el “Tigre” Bonilla, exdirector general de la Policía, este último para que explicara el extravío de su expediente.

Los depuradores se han quejado en los últimos días de que no existe información en los archivos de la Policía sobre cada uno de los altos oficiales investigados y en proceso de evaluación, lo que ha obstaculizado el trabajo de esa instancia creada por el Ejecutivo.

Denunciaron que mucha de esa información fue destruida, se sustrajo de la Policía o simplemente fue trastocada para desaparecer información que comprometía a oficiales de la alta jerarquía.

Uno de los miembros de la comisión increpó a Corrales por el hecho de haber sacado esa información de la Secretaría de Seguridad, pero este justificó que los archivos siempre han estado disponibles; sin embargo, el problema es que la Policía no posee un servidor con la capacidad para extraerla y custodiarla.