Tegucigalpa, Honduras.

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) aprobó un préstamo por 207.8 millones de dólares a Honduras, que serán destinados al proyecto de construcción de un puente vehicular marítimo en el golfo de Fonseca, zona del Pacífico.

Meses atrás, el Gobierno de Honduras había indicado que el objetivo del proyecto era conseguir el financiamiento e iniciar las obras que unirán la ruta comercial del Pacífico, entre los puertos de Amapala y San Lorenzo, con el Atlántico del país.

A esa estrategia se le denominó Plan Maestro de Desarrollo del golfo de Fonseca. Por parte de Honduras, el desarrollo incluye la construcción de un puente entre tierra firme y la isla del Tigre (Amapala), una de las zonas turísticas más predilectas de esa región hondureña.

“Nos complace la aprobación de este financiamiento de integración regional que transformará esta zona en un centro logístico para atraer la inversión del sector privado y potenciar el turismo, dinamizar los activos ambientales en la región del golfo de Fonseca y del municipio de Amapala, mejorando las condiciones de vida de los habitantes de la isla y reduciendo los niveles de pobreza”, anunció el presidente del BCIE, Dante Mossi.

MEGAOBRA

Para unir a Amapala con tierra firme, en la comunidad de Coyolito (Valle), se necesita la construcción de un puente vehicular de aproximadamente 2,016 metros. Las estimaciones indican que con la obra se verían directamente beneficiados 210,000 usuarios anuales.

La pequeña isla en la costa sureña hondureña tiene una población de 13,586 habitantes. Allí, la pesca y la industria camaronera, especialmente, son el sustento de las familias. También se registra actividad turística, nacional e internacional. Los visitantes acuden a la isla de origen volcánico en busca de aventuras en sus playas y centro histórico.

Con el puente, Amapala también tendría mayor tránsito vehicular, por lo que, como describen autoridades gubernamentales y el BCIE, el plan contempla impulsar el ordenamiento territorial municipal para que la vida en la isla no se vea afectada drásticamente.

Se promete en el documento mejorar los servicios de energía eléctrica, agua potable y saneamiento, así como otras inversiones que permitan preservar el legado de la isla y su dinámica natural. Amapala está encumbrada en una reserva natural de riqueza en el sur de Honduras.

PRÓXIMO PASO

Por ahora, el proyecto abrirá su proceso de preinversión y licitación. Se consultara a actores locales para establecer un plan de acción de cara a los estudios relacionados al trabajo de ingeniería.

El empréstito que Honduras adquirió con el BCIE está fijado en un plazo de 20 años, incluyendo 5 del período de gracia. La tasa de interés anual ronda el 2.56%.