Más noticias

$200 millones van a las extorsiones

Miles de hondureños han abandonado sus casas y negocios por este flagelo.

Los medianos y pequeños negocios y el sector transporte son los más golpeados por las extorsiones.
Los medianos y pequeños negocios y el sector transporte son los más golpeados por las extorsiones.

Tegucigalpa, Honduras.

El daño que la extorsión ha causado a la economía hondureña ya puede medirse con más precisión.

Autoridades de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT) confirmaron que durante el año 2015 solo en la capital cerraron al menos mil negocios producto de la extorsión. Según la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA) hondureña, El Salvador y Honduras, en ese orden, son los países centroamericanos en los que se paga más por extorsiones cada año.

En el tercer lugar de la sangrienta lista negra está Guatemala.

Cada año se pagan millones de dólares al crimen organizado en los tres países que forman el llamado Triángulo Norte de Centroamérica, los más violentos de la región.

Los datos indican que en El Salvador se pagan más de $390 millones por extorsión al año, en Honduras más de $200 millones y en Guatemala $61 millones.

En Honduras, que es el segundo país más afectado por la extorsión en Centroamérica, desde hace años corre la sangre, se fuga el dinero y se respira el miedo en el país.

Otro informe de la CCIT dio a conocer que al menos 72,000 empleos se han perdido por el cobro del “impuesto de guerra”, pues en solo dos años tuvieron que cerrar al menos 18,000 negocios.

Estudios señalan que solo el sector comercio se ve obligado a pagar al menos unos $27 millones (L600 millones) anualmente a los grupos criminales.

Uno de los sectores más golpeados por estas bandas de extorsión es el transporte.

Según informes de la Secretaría de Seguridad, al año los transportistas paga más de 540 millones de lempiras.