Recolectan dinero en internet para repatriar a hondureños que murieron en EEUU

Los hermanos Rivera perdieron la vida en un trágico accidente de tránsito en Texas. Su familia implora por velarlos en su natal Atima, Santa Bárbara. Entérese como puede donar.

Los hermanos residían en Texas, donde trabajaban y sostenían económicamente a sus padres en Honduras.
Los hermanos residían en Texas, donde trabajaban y sostenían económicamente a sus padres en Honduras.

Redacción.

Hondureños se han sumado a la campaña de donaciones a través de internet para repatriar los cuerpos de Jeyler y Jimmy Rivera Santos, hermanos hondureños originarios de Atima, Santa Bárbara que murieron en un accidente de tránsito en EE.UU. el jueves.

El impulsor de la iniciativa es Carlos Eduardo Espina, un joven uruguayo que se dedica a la loable labor de recolectar dinero en internet para ayudar a personas necesitadas. A través de la red social TikTok, donde cuenta con más de un millón de seguidores, Espina ha emprendido la campaña de recolecta en busca de repatriar los cuerpos de los hermanos Rivera.

Puede leer: Desconsolador mensaje de padres de hermanos fallecidos en EEUU en accidente de tránsito

La familia de las víctimas, en especial sus padres, que declararon sentirse destrozados tras el hecho, clamaron a autoridades hondureñas ayuda para velar a sus hijos en su pueblo de origen, en el departamento occidental de Santa Bárbara.

Sin embargo, Espina y todos los donantes, especialmente latinoamericanos residentes en EEUU, desde donde el joven, en Texas, se dedica a proyectar obras de este tipo, han recaudado ya más de 31,000 dólares.

Lea también: Unos 70,000 hondureños afectados por pandemia y tormentas han recibido subsidio

"Este es el ÚNICO GoFundMe oficial para ayudar a los padres de de Jeyler y Jimmy Rivera-Santos. Estamos recaudando fondos para que su familia pague los gastos funerarios y otras necesidades", se lee en el sitio oficial de donaciones para la repatriación de los hondureños.

Los hermanos Jimmy y Heyler Rivera, de 27 y 23 años de edad, residían en el país norteamericano desde hace diez y tres años, respectivamente. Trabajaban en varios rubros en el estado de Texas para sustentarse y ayudar a sus padres, ya de la tercera edad.

"Me decía (Heyler) que arreglaría los potreros para que yo no trabajara y descansara", declaraba José Rivera, padre de los fallecidos, entre semana, desde la localidad santabarbarense. "El me decía que lo único que quería era ayudarme para que viviéramos bien", añade.

La Prensa