JOH: “No vamos a descansar hasta ayudar al último hondureño afectado”

El mandatario conoció sobre los daños, la ayuda humanitaria y los rescates en la zona.

Hernández se informó de los trabajos que cada institución hace en las zonas afectadas.
Hernández se informó de los trabajos que cada institución hace en las zonas afectadas.

GRACIAS, LEMPIRA.

El presidente Juan Orlando Hernández afirmó ayer durante una reunión con integrantes del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) de Lempira que “no vamos a descansar hasta ayudar al último hondureño afectado por los fenómenos naturales”.

Durante la reunión, el mandatario conoció sobre los trabajos de apoyo en entrega de asistencia humanitaria, el recuento de daños y la habilitación de pasos en Gracias, además de las labores de rescate que realiza la Fuerzas Aérea de Honduras.

Para saber
Hernández pidió a los miembros de Sinager estar cerca de la gente que resultó afectada por las lluvias para animarla, e incluirlos en los procesos de rehabilitación y reconstrucción para incentivarlos.

El gobernante manifestó que los problemas suscitados por la pandemia y los dos fenómenos naturales “nos han perjudicado en la parte económica y de infraestructura, que es de grandes dimensiones; por eso es algo que debemos tener mucha conciencia para trabajar sin descanso en las etapas de rehabilitación y reconstrucción”.

Lecciones

Aseguró que a partir de las experiencias vividas con estos dos fenómenos naturales se debe aprender y fortalecer los equipos de protección civil, educando desde la infancia para saber cuándo es necesario tomar medidas de apoyo y de evacuación a tiempo.

Hernández afirmó que con el paso de las tormentas queda comprobado que es necesario reforzar las capacidades de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional, cuerpos de socorro y adoptar nuevos esquemas de construcción de viviendas para evitar problemas de inundaciones.

“Se hace necesario construir las viviendas de manera diferente, trabajar con los sistemas de riego cuando venga el verano, porque el cambio climático nos obligará a trabajar de manera diferente, y es algo a lo que debemos acostumbrarnos”.

Otra de las lecciones aprendidas es que los comités de emergencias municipales (Codem) deben tener capacidad de respuesta rápida cuando se presentan esas situaciones, buscando salvar vidas y realizar procesos de evacuación con suficiente tiempo. “Es el momento para trabajar fuerte, sin descanso, salir de las emergencias y hacer buen uso y de forma transparente de los recursos que se reciben”, dijo.

Puntualizó que es obligación de los miembros de Sinager, diputados, alcaldes y autoridades del Gobierno conocer de cerca las urgencias de los afectados y hacerles sentir que tendrán el respaldo de la institucionalidad.

tc-joh-261120 (1)(800x600)
El Sinager entregó el informe con el recuento de daños que dejó Eta y Iota en la zona noroccidental.
La Prensa