Médicos Sin Fronteras termina su misión contra el coronavirus en Honduras

Los equipos de MSF mostraron "resiliencia y dedicación, en especial cuando la capacidad hospitalaria estuvo desbordada en la ciudad (de Tegucigalpa)", subrayó en un comunicado la ONG.

La intervención de la ONG fue apoyar a las instituciones de salud de Honduras para 'evitar el colapso del sistema de hospitalario y brindar servicios a pacientes con necesidad de oxígeno'.
La intervención de la ONG fue apoyar a las instituciones de salud de Honduras para 'evitar el colapso del sistema de hospitalario y brindar servicios a pacientes con necesidad de oxígeno'.

Tegucigalpa, Honduras

Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció este martes que concluye su intervención de respuesta a la covid-19 en Honduras, país que acumula 2.633 muertes y cerca de 94.000 contagios, después de cuatro meses de haber activado sus equipos.

En un comunicado, la ONG confirmó el fin de sus actividades en el Polideportivo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), que ha sido acondicionado ante la pandemia.

"Los equipos sanitarios, de higiene, salud mental y promoción de salud dieron un máximo esfuerzo para atender de manera integral a cada uno de los pacientes que estuvieron en el ala de atención", dijo el coordinador del MSF en Honduras, José Antonio Silva.

Los equipos de MSF mostraron "resiliencia y dedicación, en especial cuando la capacidad hospitalaria estuvo desbordada en la ciudad (de Tegucigalpa)", subrayó.

La intervención de la ONG fue apoyar a las instituciones de salud de Honduras para "evitar el colapso del sistema de hospitalario y brindar servicios a pacientes con necesidad de oxígeno", añadió.

Contagios de coronavirus

Tras acondicionar el espacio para atender a personas contagiadas por la covid-19 con necesidad de oxígeno, el equipo de MSF comenzó sus actividades el 13 de junio en el Polideportivo de la Unah y desde entonces asistió a 139 pacientes, quienes recibieron atención médica, salud mental y promoción de la salud, junto a sus familiares.

"MSF aportó su amplia experiencia en emergencias, profesionales comprometidos con los pacientes y su recuperación. El trato digno, la conexión de familiares y pacientes, y el abordaje integral fueron cruciales para cumplir con los objetivos establecidos", enfatizó Silva.

La ONG explicó que los casos de coronavirus SARS-CoV-2 han disminuido en Tegucigalpa y los hospitales estatales han mejorado su capacidad de atención a pacientes afectados por la enfermedad.

Sin embargo, MSF continuará con las actividades regulares, las cuales "integran a la fecha un importante componente de promoción de la salud referente a la enfermedad y mantienen una estrecha comunicación con las autoridades de salud respectivas".

La organización MSF sigue "comprometida" desde hace 46 años en dar apoyo médico humanitario a la población de Honduras. Su primera intervención fue en 1974 en el contexto del paso devastador del huracán Fifí, que dejó unos 10.000 muertos y millonarias pérdidas materiales.

Hace 46 años, MSF ha brindado "atención, de manera independiente, neutral e imparcial, a la población en respuesta a variadas crisis que han afectado al país".

En la actualidad, Médicos Sin Fronteras ofrece atención médico integral a sobrevivientes de violencia y abuso sexual en Tegucigalpa, en tanto en el municipio de Choloma, en el norte del país, brinda atención en salud sexual y reproductiva en una clínica materno infantil. EFE

La Prensa