Pandemia pasa factura a la salud mental de hondureños

Del 16 de marzo al 31 de julio, la Fiscalía ha dado 5,562 atenciones por violencia doméstica.

La violencia doméstica ha incrementado durante la cuarentena, según reportes de las autoridades.
La violencia doméstica ha incrementado durante la cuarentena, según reportes de las autoridades. /

Tegucigalpa, Honduras.

La depresión, ansiedad, estrés y la violencia están pasando factura durante la pandemia por el covid-19.

El miedo al virus, aunado a la cuarentena que ya se ha prolongado más de cinco meses, están dejando una “crisis de salud mental” sin precedentes que incluso llevó al alza la violencia doméstica e intrafamiliar.

Esta situación no solo la alerta la Organización Panamericana de la Salud (OPS), también psiquiatras en Honduras y las estadísticas del Ministerio Público.

Primero fue el miedo a contagiarse, después el duelo por el dolor por la pérdida de los seres queridos de quienes las familias no se despiden; siguió la incertidumbre sobre el futuro, así como el agobio por las noticias y la desinformación y también la convivencia prolongada que ha estallado en violencia en los hogares.

2,320
Denuncias
fueron recibidas en el juzgado contra la violencia doméstica desde el 16 de marzo al 31 de julio, según datos de la secretaría del juzgado.

LEA: En triajes aplicarán pruebas PCR a los que den positivo en rápidas

“La salud mental de los hondureños está afectada desde hace años. Hay mucha ansiedad, depresión, violencia, antivalores, irrespeto, consumo de alcohol, tráfico de drogas, violencia callejera, delincuencia, incluyendo la violencia doméstica. Con la pandemia se ha visto más violencia en las casas, hay pleitos entre los miembros de las familias y la salud mental que venía dañada con la pandemia empeora”, dijo Javier Uclés, médico psiquiatra.

479
Comparecencias
en materia de violencia doméstica en diferentes audiencias y momentos procesales por parte de la Fiscalía.

Las enfermedades mentales en Honduras ya eran una epidemia silenciosa, al igual que la violencia doméstica.

Casos más visibles

Según el Ministerio Público no es que la pandemia elevara el número de casos; lo que ha hecho es que los casos de violencia doméstica e intrafamiliar se vuelvan más visibles.

Recomendaciones para sobrellevar el encierro
1. Los detonantes que generan estrés por covid:
Situación financiera, estado de su salud, antecedente emocional, la comunidad en la que vive por la estigmatización, bombardeo de noticias, preocupación por el contagio, parte de los motivos para generar la ansiedad en pandemia.
2. Medidas para ordenarse durante la
pandemia: Poner en orden los ciclos orgánicos, dormir lo necesario, comer en los horarios óptimos, hacer rutinas de actividades necesarias para el trabajo, para el hogar y para la recreación, mediante actividades activas o pasivas.
3. Es necesario adaptarse a situaciones fluctuantes:
No hay que autorrecriminarse o tener pensamientos distorsionados. Sugieren adaptarse a las circunstancias fluctuantes del medio externo e interno. La clave es la adaptación y la aceptación; el afrontar lo que nos presenta la vida.

“No es que se ha incrementado la violencia, el problema es que se ha visibilizado más. Hay casos incluso de parejas que no tenían antes episodios de violencia, pero que ahora estallan por la convivencia en los hogares, siendo el principal detonante la situación económica. Hay pleitos hasta por hacer tareas con los hijos, y a esto se suma también el alcoholismo”, explicó Lorena Cálix, vocera del Ministerio Público.

Aumento

En los cinco meses de pandemia, Honduras registra más de 65,000 llamadas de auxilio por violencia doméstica en el 911, pero de ellas las organizaciones feministas dicen que apenas al 5% se le da respuesta.

437
Denuncias
que derivaron en requerimientos fiscales infraganti asignados a la sección de violencia intrafamiliar.

“La violencia contra las mujeres también es una pandemia que lastra a Honduras. Es un problema sin atender que amerita políticas públicas orientadas a prevenirla, castigarla y erradicarla”, afirmó Merly Eguigure, del Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla.

Las estadísticas del Ministerio Público señalan que del 16 de marzo al 31 de julio se han dado 5,562 atenciones por denuncias presentadas, así como comparecencia de fiscales, asesoría a las denuncias y evaluación psicológica a las denunciantes.

El Juzgado contra la Violencia Doméstica es el que ha recibido los casos en todo el país a través de la Fiscalía Especial de la Mujer.

Según datos de la Secretaría de Juzgado, van 2,320 denuncias presentadas que terminaron en procesos en los juzgados, pero sin detenidos.

563
Denuncias
por violencia intrafamiliar con personas detenidas es el saldo de la pandemia.

“La atención a mujeres fue uno de los primeros bloques prioritarios de atención. No ha dejado de turnar personal fiscal las 24 horas del día en diferentes oficinas a nivel nacional y han hecho un trabajo coordinado con la Fiscalía de turno a través de los Módulos de Atención Integral Especializados del Ministerio Público”, dijo Cálix.

Ante tanta carga mental se recomienda buscar ayuda, consejeros, psiquiatras y sobre todo apoyo espiritual.

La Prensa