San Pedro Sula, Honduras

Para beneficiar a las personas de escasos recursos que viven en los Bordos de El Pedregal, agentes de las Policía Nacional entregaron mascarillas y bebidas hidratantes.

La proyección comunitaria se debe a la conmemoración del mes de la Familia. Los beneficiados, unas 300 personas, entre niños jóvenes y adultos, son miembros de la Iglesia de Cristo ubicada en la calle principal del mencionado sector.

Los policías compartieron una mañana amena para crear un binomio de confianza policía-comunidad, especialmente a las personas más afectadas por la pandemia del covid-19.

Entre los agentes estuvieron instructores del programa Great, auspiciado por la Embajada de Estados Unidos y cuyo fin principal es prevenir la delincuencia juvenil, la violencia y la asociación con pandillas mediante diversas actividades comunitarias.

$!Foto: La Prensa