Aeropuerto Ramón Villeda Morales, el perdedor de extensa concesión

Aeropuertos de Honduras entrega hoy los 4 aeropuertos a Insep. Concesión fue perjudicial para el Estado porque inversiones fueron mínimas, dicen expertos

El Villeda Morales es el de mayor fujo de pasajeros, pero la inversión en él fue inferior a la que tuvo el Toncontín.
El Villeda Morales es el de mayor fujo de pasajeros, pero la inversión en él fue inferior a la que tuvo el Toncontín.

San Pedro Sula, Honduras

Debido a las condiciones del contrato de concesión, que llega hoy a su final, el aeropuerto sampedrano Ramón Villeda Morales fue el gran perdedor de dicho convenio.

“Por la rigidez de los términos, las inversiones se concentraron en la terminal de Tegucigalpa (42.9 millones de dólares de 63 millones que establecía el convenio), lo cual creó descontento en las fuerzas vivas del norte, sobre todo del valle de Sula”, expresó Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

4,000
empleos directos e indirectos se generaron gracias a las operaciones aeroportuarias y al crecimiento de la cantidad de pasajeros, dice la empresa.

Sikaffy explicó que debido a lo estipulado en el contrato, las terminales de San Pedro Sula y Tegucigalpa resultaron más rentables, Roatán resultó una operación equilibrada y La Ceiba deficitaria.

El presidente de los empresarios también señaló que el Estado fue el mayor beneficiario, ya que del total de la tarifa para pasajeros, el concesionario recibía el 47% de los ingresos y el Gobierno el 53%.

“Debido a la falta de incentivos, como exoneraciones de las que sí goza el concesionario de Palmerola (no pagará canon durante 28 años), no se pudieron invertir como correspondían los recursos en más mejoras físicas a las instalaciones, en optimizar los servicios y se afectó la competitividad, y por ende la atracción de nuevas líneas aéreas”, añadió.

El pasado julio, el Cohep le propuso al Gobierno asumir el manejo de los aeropuertos del norte del país durante un breve período para invertir el canon y los excedentes en la mejora de las instalaciones; sin embargo, el Gobierno no escuchó su petición y creó la Empresa Hondureña de Infraestructura Aeroportuaria (Ehisa) que administrará desde mañana las terminales de la zona norte.

Entretanto, el aeropuerto Toncontín será manejado por el operador del aeropuerto internacional Palmerola.

Veinte años de concesión

Este día, la concesionaria Aeropuertos de Honduras hará el traspaso de Toncontín de Tegucigalpa, Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula, Juan Manuel Gálvez de Roatán y Golosón de La Ceiba a la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep).

L725
millones adicionales asegura Aeropuertos de Honduras que invirtió a lo que se requería en el contrato de concesión.

Edgardo Maradiaga, gerente general de Aeropuertos de Honduras, aseguró que la concesionaria superó sus metas durante los años de administración, cumpliendo a cabalidad las cláusulas establecidas en lo que se refiere a proyectos, mantenimiento y remodelación, entre otras, además de obras adicionales que se ejecutaron en los aeropuertos.

Sin embargo, expertos señalaron que si bien es cierto la empresa cumplió el contrato fue muy favorable para ella por lo mínimo de inversión y bastante dañino para el Estado.

Durante los 20 años de concesión de Aeropuertos de Honduras, destacó Maradiaga, invirtieron más de L1,650 millones, de los cuales L727.5 millones fueron inversiones adicionales.

“La concesión de los aeropuertos se convirtió en un modelo exitoso al asegurar mayores inversiones en el sector, aumento de operaciones de aerolíneas, certificación de los aeropuertos Villeda Morales y Juan Manuel Gálvez conforme a las normas aeronáuticas y ambientales y certificados bajo la normativa ISO 9001:2015, se duplicó el tránsito de pasajeros y aumentaron los ingresos fiscales”, detalló Maradiaga.

El gerente de Aeropuertos de Honduras señaló que la empresa pagó más de L3,817 millones en concepto de canon establecido en el contrato, además del pago de impuestos sobre venta, renta, impuestos municipales y tasa de seguridad, sumado lo anterior el Estado recibió L6,120 millones de lempiras, aseguró.

Grafico.178(800x600)

Qué hicieron

Durante la concesión, según Maradiaga, se construyó la nueva torre de control del Toncontín, se amplió la terminal, se remodeló el edificio, se instalaron dos puentes de abordaje, se instaló el sistema de información de vuelos y equipaje y se construyó el área de estacionamiento, entre otras obras.

En el Villeda Morales, tal y como lo estipulaba el contrato, dijo Maradiaga, se amplió el número de mostradores y las áreas de las líneas aéreas, se amplió el área de equipaje, se dotó de rayos X, se hicieron mejoras en los sistemas de alarmas, se sellaron las pistas, calles de rodaje y plataformas, se remodeló la torre de control, las áreas de migración, aduanas, lobby y baños, entre otras.

En el aeropuerto internacional Juan Manuel Gálvez, destacó Maradiaga, se ampliaron los mostradores y el área de las líneas aéreas, la sala de embarque, aduanas, la acera de llegada y salida de la terminal, se amplió la zona de manejo de equipaje en vuelos de salida, se suministró rayos X, mostradores y balanzas, instrumentos para la torre de control, se mejoró la visibilidad de la torre de control hacia el umbral, se remodeló el lobby y el estacionamiento vehicular.

ad-concesion-280920(800x600)
Dos aviones alistándose para despegar. Cuando opere Palmerola, los capitalinos perderán su aeropuerto internacional.

En el aeropuerto Golosón de la Ceiba se amplió y remodeló el edificio de la terminal, se instaló infraestructura para personas con discapacidad, se amplió el vestíbulo de salidas, se habilitó más espacio para la cola de pasajeros, mostradores y oficinas de líneas aéreas, se reconstruyó el área de vuelos nacionales, se amplió el área de reclamo de equipaje y se construyó el estacionamiento, entre otras obras.

Según Aeropuerto de Honduras, la modernización de los aeropuertos permitió que la demanda de pasajeros pasara de 1.1 millones a 2.2 millones lo que duplicó el número de aerolíneas de nueve a 18 entre nacionales e internacionales.

ad-concesion-280920 2(800x600)
En San Pedro Sula se logró incorporar a la aerolínea Spirit que vuela a Fortlauderdale, EE UU, durante la medianoche.
La Prensa