Libran requerimiento fiscal con orden de captura contra Marco Bográn

Marco Bográn ha sido salpicado por supuestos actos de corrupción durante la emergencia por COVID-19 mientras dirigía Invest-H.

Imagen del 7 de julio cuando Marco Bográn llegó a declarar a las oficinas de la Atic por el caso de los hospitales móviles.
Imagen del 7 de julio cuando Marco Bográn llegó a declarar a las oficinas de la Atic por el caso de los hospitales móviles.

Tegucigalpa, Honduras.

El Ministerio Público (MP) a través de la de la Fiscalía emitió este lunes un requerimiento contra Marco Bográn, exdirector de Inversión Estratégica Honduras (Invest-H), con solicitud de orden de captura ante los tribunales anticorrupción en la capital.

Bárbara Castillo, vocera de los juzgados en Tegucigalpa, informó más temprano que "se ha presentado requerimiento fiscal contra Marco Bográn por presunta malversación de caudales públicos, pero hasta el momento no se ha dictado orden de captura, ya que se está a la espera de lo que indique el juez, quien aprobará la captura solicitada o una citación".

La portavoz agregó que aparte de Bográn Corrales, el Ministerio Públicó libró dicho requerimiento contra Alex Alberto Moraes Girón, exadministrador de Invest-H señalado por el mismo delito.

Sin embargo, a eso de las 10:00 am se confirmó la captura de Alex Alberto Moraes, quien posteriormente fue llevado a los juzgados de La Granja. Luego se informó que la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) también arrestó a Marco Bográn dentro de su vivienda.

morales.103(1024x768)
Alex Alberto Morales es acusado por el Ministerio Público el delito de malversación de caudales públicos.

Marco Tulio Castro, uno de los abogados de Marco Bográn, manifestaba en horas de la mañana que "todavía no sabemos lo que resolverá el juez, pero no hay necesidad de llegar a la orden de captura, ya que nosotros estamos a la disposición de las autoridades cuando se necesite. Ya me comuniqué con él (Marco Bográn) y se encuentra en su casa".

Marco Bográn compareció el 7 de julio en las instalaciones de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) por el caso de los hospitales móviles, luego llegó el 30 de septiembre en condición de investigado por compras durante la emergencia sanitaria.

Caso hospitales móviles

Marco Antonio Bográn, abogado de profesión y quien fue director durante nueve años de Invest-H, enfrenta ahora a la justicia hondureña. El exfuncionario ha sido señalado por supuestas irregularidades en la compra de siete hospitales móviles adquiridos en Turquía por casi 48 millones de dólares para mitigar la emergencia del COVID-19 en Honduras.

Este caso, cuando aún no era una escándalo de presunta corrupción, empezó a tomar forma entre los meses de marzo y abril de este 2020, cuando Marco Bográn firmó órdenes de compra de las propuestas que le presentó el guatemalateco-estadounidense Axel López, representante de la empresa Elmed Medical Sistem, con sede en Orlando, Florida.

Relacionada: Investigación hunde a Marco Bográn y Axel López en caso de hospitales móviles

Marco Bográn, mientras era director de Invest-H, tomó la decisión de que la entidad pagara por adelantado el 100% de los hospitales móviles bajo la modalidad “llave en mano” entre el 18 de marzo y 2 de abril.

Por su parte, a mediados de marzo el Banco Central de Honduras (BCH) transfirió $15,900,000.00 a la cuenta de Elmed Medical por la adquisición de dos hospitales móviles.

Luego, entre los meses de abril y mayo la empresa Vertisa contrató a Nuriş Prefabrik (ambas de Turquía) para que construyera los contenedores módulos que integrarían ambos hospitales móviles.

La documentación emitida por Axel López no señalaba tiempo exacto de entrega de los primeros dos hospitales, muchos menos de los otros cinco, pero sí indicaba una estimación, es decir, entre 45 y 55 días, sin embargo, terminaron llegando al país 112 días después, incurriendo en un atraso que significó cientos de personas contagiadas necesitando asistencia médica y mucho dolor por la escalada paulatina de muertes ante la enfermedad

47.1
millones de dólares
(más de 1,174 millones de lempiras) costaron los siete hospitales móviles, valor que fue cancelado a Axel López, representante de Elmed Medical System y de Hospitales Moviles.Com.

Previo a la llegada de la embarcación Ijsselborg a Puerto Cortés el pasado 10 de julio, la empresa turca SDI Global LL aclaró y denunció mediante un comunicado que las órdenes de compra de siete hospitales móviles para Honduras fueron falsificadas y posteriormente enviadas a Inversión Estratégica de Honduras y confirmadas para su adquisición, pero a nombre de la empresa Elmed Medical Systems, Inc.

Estafa/corrupción

El comunicado de SDI Global a mediados de junio levantó suspicacia entre la población hondureña. El 23 de junio Marco Bográn fue citado a rendir informe ante un grupo de diputados del Congreso Nacional para que explicara de manera minuciosa cómo se invirtieron los fondos aprobados para la emergencia en el país.

En ese mismo mes, la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) madrugó en un operativo para ir a la vivienda de Marco Bográn para que declarara por la polémica compra de los hospitales. La presión fue aumentando al extremo que el funcionario quedó fuera de la institución el 27 de junio.

Además: Cuando Invest-H entregue hospitales móviles, Salud los someterá a certificación.

La polémica creció cuando la Asociación por una Sociedad más Justa (ASJ) denunció que Invest-H compró los hospitales móviles sobrevalorados en 2 millones de dólares (aproximadamente 50 millones de lempiras), cada uno.

En tanto, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) publicó el octavo informe denominado “La Corrupción en tiempos del COVID”, en el que señalaba que el costo real de los siete hospitales móviles adquiridos por Inversión Estratégica de Honduras es de 14 millones de dólares y no 47 millones de d?lares que son los que se pagaron.

Bográn fue señalado de cometer los delitos de abuso de autoridad, fraude, malversación de caudales públicos y violación de los deberes de los funcionarios.

Pero no todo terminó allí, después de eso las autoridades comenzaron a llegar en fechas distintas y de manera sorpresiva a las oficinas de la Secretaría de Salud, Secretaría de Finanzas, Invest-H (dos veces) y la Agencia de Regulación Sanitaria (Arsa) para buscar documentación que le sirviese de respaldo en las investigaciones contra Marco Bográn y otros funcionarios.

Posteriormente, mientras Evelyn Lizeth Bautista Guevara era nominada por el Consejo Directivo como directora de Invest-H, Marco Bográn asistía por primera vez (7 de julio) a las instalaciones de la Atic en Comayagüela para ser interrogado. El hombre permaneció allí por más de cinco horas y tras salir se limitó a decir ante los medios de comunicación que "soy inocente, confío en que la justicia prevalecerá", además de desconocer cuándo iban a llegar los otros cinco hospitales tan demandados por la población y necesitados por los enfermos.

En la misma fecha en que llegaron los dos hospitales móviles al país, el Ministerio Público inició con el resto de declaraciones por la millonaria compra. Los siguientes en comparecer a las oficinas de la Atic en calidad de investigados fueron Alex Alberto Moraes, exadministrador de Invest-H, y Carlos Enrique Vallejo Mejía, encargado en Sistemas.

El listado avanzó, posteriormente llegaron la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, Bessy Roxana Rodríguez y Carlos Luis Guevara, miembros adscritos a la Dirección de Conservación de Patrimonio Vial de Invest-H, así como Evelyn Bautista, quien apenas duró 13 días en el cargo como directora de Invest-H, y la última en dar su testimonio en ese momento fue Martha Doblado, presidente de Invest-H.

Entrega de hospitales

Con el arribo de los hospitales no terminó la controversia, pues el 13 de julio Invest-H entregó copias de facturas a Aduanas de Honduras, pero fueron rechazadas porque hubo incongruencias con relación al manifiesto de carga de los hospitales móviles, provocando un atraso en la inspección.

El 24 de julio
El Gobierno hondureño juramentó a la Junta Interventora transitoria para sumir por 180 días el control de Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H). Con esto se reanudó de inmediato la ejecución de los proyectos sociales, productivos y comunitarios que se venían efectuando a través de esa entidad.

Cuando las facturas originales finalmente llegaron y fueron cotejadas, el Ministerio Público y los demás entes veedores y de investigación procedieron a la inspección de los 39 contenedores del hospital móvil de San Pedro Sula y 39 del hospital móvil de Tegucigalpa.

Al pasar los días y después de un reporte del Ministerio Público sobre un equipo médico usado, en mal estado y vencido hallado al interior de los hospitales, la revisión de los contenedores de San Pedro Sula terminó el 23 de julio, luego los trasladaron a la ciudad industrial el 27 de julio, un día después iniciaron con la instalación y ensamblaje.

hospitales.320(1024x768)
Aún no opera ninguno de los dos hospitales móviles instalados en San Pedro Sula y Tegucigalpa.

En tanto, la inspección del hospital móvil de la capital concluyó el 25 de julio, trasladando los primeros 16 contenedores el 31 de julio hacia Tegucigalpa, mientras que el resto llegó el 2 de agosto.

Invest-H pagó 72 millones de lempiras en la construcción y supervisión de los siete planteles de los hospitales y L20.6 millones en transporte, viáticos y consultorías.

Uno de los planteles de 3,000 metros cuadrados se encuentra en un predio del hospital San Felipe, atrás del Patronato Nacional de la Infancia (Pani), su levantamiento y supervisión estuvo a cargo de las empresas Maquinaria y Protectores S.A. de C.V. y Constructores y Asociados de Honduras, a las cuales Invest-H pagó 10 y 1.4 millones respectivamente.

El segundo plantel se halla en un terreno de 3,000 metros cuadrados en un predio del hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula, por cuya construcción y supervisión Invest-H desembolsó a Gabinete Técnico S.A. (Gatesa) y Servicios de Mantenimiento y Construcción (Sermaco) la cantidad de 1.4 y 8 millones, respectivamente.

Los cinco planteles restantes en los que se instalarán los demás hospitales están en Juticalpa, Olancho; La Ceiba, Atlántida; Santa Rosa de Copán, Copán; Choluteca, Choluteca, y Danlí, El Paraíso.

La Prensa