Amapala, la isla de Honduras que clama médicos ante la Covid-19

El alcalde de Amapala dijo que cuentan con poco personal médico en el centro de salud.

El municipio Amapala está localizado en la Isla del Tigre, en el Pacífico de Honduras.
El municipio Amapala está localizado en la Isla del Tigre, en el Pacífico de Honduras.

Tegucigalpa.

La Isla del Tigre, en el Golfo de Fonseca (Pacífico hondureño), clamó este jueves por ayuda del Gobierno para hacer frente a la pandemia de COVID-19, que ha dejado en ese lugar al menos 24 personas contagiadas.

"Al Gobierno Central le pido que nos apoye con el tema de salud, estamos abandonados totalmente", dijo el alcalde del municipio de Amapala, Alberto Cruz, a Efe en comunicación telefónica desde esa ciudad, la comunidad más importante de la pequeña Isla del Tigre, en el departamento de Valle, sur de Honduras.

Cruz explicó que el poco personal con que cuenta el "centro de salud", el médico residente y la microbióloga, "están incapacitados porque supuestamente están contagiados con COVID-19".



El otro médico asignado en el centro de salud está cumpliendo su servicio social y el resto del personal son unas tres enfermeras, que "no son suficientes" para lo que necesita Amapala, añadió el alcalde.

Señaló además que por la falta de personal médico en Amapala, que tiene una población entre 7.000 y 8.000 habitantes, no se están haciendo pruebas rápidas, ni de PCR para tener una idea sobre cuánta población puede estar contagiada.

"No hay personal para que haga las pruebas rápidas", reiteró el jefe del Gobierno local de Amapala, donde sus autoridades, ante la falta de galenos, han contratado una microbióloga, con fondos municipales, los que también son escasos en la comunidad, donde la mayoría de su población es pobre.



Para llegar a Amapala hay que tomar una pequeña embarcación en Coyolito, que tarda uno diez minutos en llegar a la isla, desde cuya cima se puede observar todo el Golfo de Fonseca, que Honduras comparte con El Salvador y Nicaragua.

"No tenemos ayuda, por eso le pedimos al Gobierno que, a través de la Secretaria de Salud y la región sanitaria de Valle, nos envíen lo que se necesita en Amapala, no puede ser que nosotros estemos desprotegidos", expresó Cruz.

Agregó que la gente de Amapala está llamando a la alcaldía para quejarse de que van al centro de salud, donde ni siquiera los evalúan, ni les preguntan qué tienen o sienten.



"Es una situación muy difícil, por eso le pido al Gobierno que por favor nos ayude", insistió el alcalde, quien además aclaró que los datos que tienen sobre los 24 contagiados, entre ellos cuatro niños, son de hace dos meses y cree que en su mayoría son asintomáticos.

La información sanitaria que Amapala recibe procede del municipio de San Lorenzo, Valle, en tierra firme.

Medidas preventivas para viajar a la isla

Para evitar más contagios en la isla, que globalmente tiene unos 15.000 habitantes, el alcalde de Amapala dijo que están aplicando medidas, como el cumplimiento de circular solamente el día que le corresponde a cada persona a partir del último dígito de su carné de identidad, como lo estableció el Gobierno nacional.

"Cuando viene alguien de otro lugar, principalmente de tierra firme, le pedimos que preferiblemente vengan con una prueba rápida que se haya practicado en días recientes", indicó Cruz.



Los pocos negocios que hay en Amapala han estado abriendo tres veces por semana y al municipio se está permitiendo el ingreso de alimentos y bebidas, agregó.

Lo poco que Amapala produce para la subsistencia es maíz y fríjoles, a lo que se suma el consumo de pescado y mariscos. Lo demás, "todo es importado de tierra firme", relató Cruz.

A raíz de la pandemia se ha paralizado el transporte marítimo y terrestre en Amapala.

Para el transporte marítimo solamente están operando dos lanchas, con capacidad para 30 personas cada una, pero solo se permite que viajen 10, como medida preventiva por la pandemia, que a nivel nacional ya supera los 1.200 muertos, mientras que los contagios suman casi 41.000.

"Hemos puesto bastantes controles, porque sino esto ya fuera un caos", dijo el funcionario municipal, quien además lamentó que alguna gente de Amapala no está guardando las medidas de seguridad, como el uso de mascarillas.

La mayoría usa el tapabocas "pero sentimos la falta de colaboración de alguna gente, lo que puede ser peligroso para toda la población de Amapala y toda la isla", concluyó el alcalde.

La Prensa