En dos vuelos humanitarios, 580 hondureños retornarán al país desde España  

En el primer vuelo, que arriba este martes, llegarán 278 compatriotas.

Cientos de hondureños esperando en el aeropuerto de España.
Cientos de hondureños esperando en el aeropuerto de España. /

Tegucigalpa, Honduras.

Un total de 278 hondureños que se encontraban en España en situación de calamidad como consecuencia de la pandemia del Covid-19, serán repatriados este martes en el primero de dos vuelos humanitarios, que permitirán la reintegración familiar de 580 connacionales.

El retorno, sin ningún costo para los compatriotas, fue posible luego de las gestiones realizadas por el gobierno de Honduras, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, y los fondos aprobados por el Congreso Nacional.

LEA: Honduras firma carta con alianza mundial para acceder a vacuna contra COVID-19

El vuelo Air Europa AEA 971 que traerá al país a los connacionales llegará al Aeropuerto Internacional Ramón Villeda Morales, en la ciudad de San Pedro Sula, a las 3:00 de la tarde aproximadamente, de este martes.

Tras conocer las peticiones de ayuda y para garantizar que los beneficiarios fueran personas en situación de vulnerabilidad se realizó un estudio socio económico por parte de la Dirección General de Protección al Hondureño Migrante, perteneciente a esa secretaría de Estado, con la colaboración de la representación diplomática de Honduras en España.


Más de 11 mil repatriados

El Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (CONMIGHO), también de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, informó que al 19 de julio se han repatriado a 11, 499 hondureños procedentes de casi 30 naciones o de cruceros, durante la pandemia.

De esa cantidad 996 compatriotas fueron retornados desde España en cuatro vuelos, dos realizados en junio, uno en mayo y otro en el mes abril. Ahora con este quinto viaje, el primero totalmente gratuito, la cifra de repatriados desde esa nación europea llegaría a los 1,290 connacionales.

La Prensa