Brindan asistencia a 254 inmigrantes varados en Honduras por COVID-19

Los inmigrantes permanecen en el departamento de Choluteca, fronterizo con Nicaragua.

En los últimos años Honduras se ha convertido en punto de tránsito de miles de personas que atraviesan Centroamérica para intentar llegar a Estados Unidos. Foto: EFE
En los últimos años Honduras se ha convertido en punto de tránsito de miles de personas que atraviesan Centroamérica para intentar llegar a Estados Unidos. Foto: EFE

Tegucigalpa.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) brindó este jueves asistencia a un grupo de 254 inmigrantes irregulares, la mayoría de Cuba y Haití, que se encuentran en Honduras y cuyo destino final es Estados Unidos.

Los inmigrantes permanecen en el departamento de Choluteca, fronterizo con Nicaragua, sur de Honduras, país al que ingresaron de manera ilegal, por la cuarentena decretada por el Gobierno a causa de la pandemia de coronavirus que afecta a varios países del mundo.

La OIM entregó a cada inmigrante, entre ellos 45 menores de edad, kits de higiene, mascarillas, gel desinfectante, guantes y alimentos para 14 días, en coordinación con el Instituto Nacional de Migración y la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF) de Honduras.

“La OIM está comprometida a garantizar los derechos y dignidad de todas las personas migrantes, incluyendo el derecho a la salud", dijo el jefe de misión de la organización en El Salvador, Guatemala y Honduras, Jorge Peraza.

Enfatizó en la importancia de que "nadie se quede sin una mascarilla, sin guantes y sin la información necesaria sobre las medidas de prevención de COVID-19”.

La donación es gracias a la financiación de la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Los programas de migración financiados por la PRM se caracterizan por tres pilares: gestión de la migración, asociaciones y respuesta a la crisis migratoria.

Desean retornar a sus países

La Organización Internacional para las Migraciones indicó en un comunicado que los inmigrantes son de Angola, Brasil, Costa de Marfil, Cuba, Chile, Ghana, Haití y Venezuela.

El grupo de inmigrantes irregulares está conformado en su mayoría por personas adultas, pero también unidades familiares (padres que han viajado con sus hijos), añadió.

Algunos de los inmigrantes han manifestado su deseo de regresar de manera voluntaria a sus países, pero "carecen de los medios para hacerlo", por lo que la OIM pondrá a su disposición el Programa de Retorno Voluntario Asistido (RVA, por sus siglas en inglés), salvaguardando su dignidad y derechos y velando por el cumplimiento de los principios y las normas internacionales correspondientes.

Sin embargo, debido a la cuarentena decretada por el COVID-19 en Honduras hay "restricciones de movilidad que dificultan su regreso", por lo que la OIM les brindará asistencia humanitaria hasta que sea posible facilitar su retorno voluntario.

En los últimos años Honduras se ha convertido en punto de tránsito de miles de personas que atraviesan Centroamérica para intentar llegar a Estados Unidos.

Las autoridades de Honduras retuvieron en 2019 a un poco más de 31.000 inmigrantes irregulares, en su mayoría cubanos, por ingresar de manera ilegal, algunos de ellos con la intención de llegar a Estados Unidos.

La Prensa